Estos niños y niñas recibieron el Cuerpo de Cristo luego de haber pasado por un año de preparación con sus respectivos catequistas, donde aprendieron más de la Palabra de Dios, el amor del Señor y la Virgen María como Madre de Dios y Madre Nuestra y las oraciones básicas de todo cristiano.

“Hoy en el día de la Inmaculada Concepción estamos celebrando las primeras comuniones de todos estos niños y niñas que reciben alegremente a Jesús en sus vidas, esperemos que esta no sea la última vez que comulguen, que sea la primera de tantas veces que reciban y se acerquen al sacramento de la Eucaristía, que los padres de familia motiven a esta niñez a venir a misa, que vengan con ellos en familia (…) Se hizo un gran esfuerzo para que estos niños recibieran hoy su primera comunión”, expresó durante su homilía el Padre Juan de Dios García, párroco de Santiago Apóstol en Jinotepe y Vicario Foráneo de Carazo.

“Me siento feliz y contento porque hoy recibo mi primera comunión, es a Jesús mismo que estoy recibiendo, es bonito y alegre, ya me confesé y hoy voy a recibir la eucaristía”, dijo el niño Allintong Mojica, momentos antes de recibir por primera vez el sacramento.

Los catequistas caraceños también se mostraron satisfechos al ver su trabajo cumplido, ya que ellos prepararon a estos niños para que recibieran su comunión.

“Sentimos que hemos cumplido a Dios y a la Virgen, nos alegra ver a estos niños, catequizados, alumnos nuestros que hoy reciben el cuerpo de Cristo, esperamos que sigan viniendo a misa y sean niños y niñas de bien”, manifestó la catequista Maribel López.

Por su parte, los padres de familia también se mostraron contentos porque sus hijos llegaron a este momento importante de su vida cristiana. “Es importante ver a nuestros hijos recibir su primera comunión, es algo hermoso, inexplicable, verlos vestidos de blando, impecables y limpios de corazón para recibir al señor en su alma y en este día de La Purísima, de nuestra madre, a quien le dedicamos este sacramento”, dijo la señora Vicenta Ramos.

La Primera Comunión, es el momento donde los niños y niñas reciben el cuerpo de Jesucristo, según la creencia católica, además pasan a ser miembros más activos de la iglesia y pueden participar  de la mesa eucarística cada vez que estén preparados.

En Carazo se realizaron estas celebraciones en honor a La Purísima Concepción de María, Patrona de los nicaragüenses en su día.