Más de 200 trabajadores de la salud mental, enfermeras y especialistas, participaron en el primer congreso internacional de enfermedades neurológicas crónicas, que organizó el Ministerio de Salud de Nicaragua.

El doctor Carlos Sáenz, secretario general del Minsa, informó que el congreso es un espacio de intercambio de experiencias y conocimientos sobre el manejo y tratamiento de ese problema de salud que afecta a un segmento importante de la población mayor de 60 años.

En el congreso participan dos expositores procedentes de México y uno de Guatemala. Según Sáenz, el intercambio de experiencias contribuirá a mejorar la atención y la calidad de vida para los pacientes que padecen de alzhéimer o demencia.

Sáenz también manifestó que ante este tipo de enfermedades es imprescindible la participación activa de la familia y la comunidad, de manera que los síntomas de cualquier enfermedad asociada con la demencia se detecten de forma temprana en el hogar, y se traten antes que lleguen a ser un problema que requiera atención hospitalaria.

Para ello, "se requiere información y conocimiento para tomar acciones preventivas desde el hogar. Como Minsa estamos desarrollando capacitaciones para manejo adecuado de las personas con demencia", aseguró.

Según las estadísticas nacionales, en Nicaragua cerca del 10% de la población mayor de 60 años padecen de demencia, es decir, unos 50 mil adultos mayores viven con la enfermedad.

Entre las principales afectaciones que presentan estas personas están el deterioro de su calidad de vida, descuido de la higiene personal, y mayor riesgo a sufrir accidentes.

Sáenz también mencionó que algunas enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y algunos hábitos no saludables como el consumo de alcohol y el tabaquismo, son factores de riesgo que pueden contribuir a cuadros de demencia después de los 60 años.

El doctor Juan Aguilar, especialista en neurogeriatra, de México, explicó que el foro se enmarca en discutir estrategias para lograr un adecuado tratamiento de las enfermedades neurológicas.

"Actualmente el enfoque de la enfermedad de alzhéimer va justamente hacia la prevención y el diagnóstico temprano de esta enfermedad. Vamos a comentar un poco sobre los mecanismo que tenemos para hacer diagnósticos tempranos de esta enfermedad para poderla identificar y en consecuencia por dar manejo y tratamiento de estas personas", explicó y remarcó que para estas enfermedades no se ha encontrado cura.

El experto remarcó que las enfermedades asociadas con la demencia se ha posicionado entre las primeras 10 casusas de mortalidad. Por esa razón es importante desarrollar capacitaciones para atender de mejor manera a los pacientes, e identificar los síntomas de manera temprana.

El Dr. Rubén Dávila, siquiatra del Silais Bluefields, señaló que la población nicaragüense está envejeciendo "y esto nos esta planteando un reto dentro de lo que es la parte epidemiológica. Es posible que vayan surgiendo estas enfermedades ligadas a la edad".

"Pretendemos que nuestros médicos comiencen a hacer el diagnóstico precoz, que lo identifiquen, que no esperemos que ellos (los pacientes) estén en una fase dos o tres, donde ya el grado de deterioro de la calidad de vida es caótica. Nuestro gobierno ahorita esta plateándonos que nos entrenemos para hacer frente y demos una atención con calidez, calidad y oportuna a las familia nicaragüenses y sobre todo a nuestros adultos mayores", expuso.