Intensa jornada de abatización,  destrucción de criaderos y Plan Calache se desarrolla con la participación de las familias e instituciones  del Estado presentes en el municipio de Nindirí, con el objetivo de evitar la reproducción del zancudo Aedes Aegypti transmisor del Dengue, Chikungunya y Zika.

Rosa Amalia Gómez, dijo, mientras acompañaba a los brigadistas que visitaban su casa para depositar el abate y destruir los posibles criaderos de zancudos: “Está muy bien éste trabajo ya que es mejor prevenir  que buscar cómo curar las enfermedades”. 

Muy complacida dijo sentirse la señora Sara Martínez Sánchez quien expresaba: “Solo el Frente Sandinista ha mostrado esta preocupación por la salud de las familias y de los más pobres, por lo que invito a todas las personas a que abramos las puertas de nuestro hogar para la fumigación y abatización que es la única forma de evitar el Dengue, zika o Chikungunya”.

Carmen María Flores expresa que el Dengue no  se detiene por la edad u otra condición física, lo importante es que apliquemos todas las medidas de prevención en el hogar.  “Estoy agradecida con nuestro Gobierno Sandinista porque de esta forma evitaré que alguien de mi familia se enferme o peor se muera por Dengue”, remarcó Carmen.

La jornada intensiva de salud se desarrollará durante todo el mes de agosto en las diferentes comarcas y barrios del municipio de Nindirí en el que se desplazarán brigadistas del MINSA, MARENA, Gabinete de la Familia, Alcaldía de Nindirí, FES, Parque Nacional Volcán Masaya y la Policía Nacional, quienes solicitarán a las familias les permitan ingresar a los hogares para realizar la destrucción de criaderos de zancudo, abatizar y fumigar.

De igual forma se está solicitando las familias aprovechar el Plan Calache para que saquen todos los objetos inservibles que puedan convertirse en criaderos de zancudo, así como a los dueños de predios baldíos para que los limpien.