Se rompieron los fuegos este 31 de julio en Managua, en el inicio de las fiestas patronales en homenaje a Santo Domingo de Guzmán.

Todo comenzó a eso de las tres de la tarde cuando el Padre Boanerges Carballo junto a la Mayordoma de las fiestas, la alcaldesa Daysi Torres, bendijeron el Barco de Santo Domingo de Guzmán, que como manda la tradición recorre las principales calles de los barrios orientales hasta ser entregado a la familia de Lisímaco Chávez.

En el distrito III de Managua, específicamente en el barrio San Judas, a eso de las cinco de la tarde el barco con una réplica de la diminuta imagen acompaña a todos los tradicionalistas, promesantes y comunidad en general, quienes se desbordan para celebrar con bailes, música filarmónica, actos culturales y venta de comida toda la noche.

velas

La plazoleta Roger Deshon, es uno de los sitios más concurridos ya que ahí se realizan actos culturales.

En este populosos barrio habita la familia de Lisímaco Chávez, tradicionalista y precursor de la llamada vela de Santo Domingo, quienes por más de cincuenta años regalan comida a todo aquel que se acerca a su vivienda.

Vigilando la repartición de nacatamales, cerdo frito, chicharrón con tortilla, gallopinto con queso y la infaltable chicha de las siete quebradas, nos encontramos a su viuda, la señora Isabel López, quien nos habló que muchas veces por su avanzada edad no siente fuerzas para continuar la tradición, sin embargo, las palabras de su esposo en su lecho de muerte la hacen seguir celebrando las fiestas agostinas.

velas

“Lisímaco me decía que no dejara que se perdiera la tradición, que sea a como sea yo siempre realizara estas fiestas en honor a Santo Domingo y cuando yo ya no esté mis nietos serán quienes sigan esta tradición”, dijo doña Isabel.

“Aquí gracias a Santo Domingo nunca falta la comida, siempre nos sobra para darle a toda la gente y eso es por Santo Domingo y por mi esposo Lisímaco que toda su vida la dedicó a servirle”, agregó.

Su nieto, Raymond Oporta Chávez, recordó que si Lisímaco no se hubiera robado la pequeña imagen del santo la población no viviera con tanta devoción estas fiestas.

“Sin lo que él hizo hoy las fiestas de Managua no serían igual, gracias a él se celebra con más fe y amor a Santo Domingo de Guzmán por eso yo seguiré hasta mis últimos días manteniendo la tradición de mi abuelo y espero que mis hijos también”.

velas

Fiesta popular en el tradicional Palo lucio

Para lograr llegar hasta la cúspide del palo no es tarea fácil ya que como su nombre lo indica el Palo lucio está cubierto de grasa lo que impide que suban con facilidad.

Destreza, habilidad, estrategia y trabajo en equipo son indispensables para lograr obtener los tres premios que se otorgan a la primera persona que llega hasta arriba.

Mientras varios intrépidos luchan una y otra vez para lograr trepar hasta la punta, muchos bailan al ritmo de la música nacional que diferentes conjuntos tocan para amenizar la noche.

“Es muy buena porque es el patrón de Managua y son las fiestas más alegres de Nicaragua por eso yo vengo siempre a ver la tradición del palo lucio y el primero de agosto vamos a encontrarlo”, dijo Esmeralda Guzmán, quien llegó acompañada de su nieta a disfrutar de la alegría que se viven en la rotonda Cristo Rey donde conjuntos hacen bailar a la población.

velas

Buenas ventas

Durante todo el trayecto de la rotonda Cristo Rey, donde está ubicado en palo lucio, se pueden observar una gran cantidad de comerciantes que aprovechan que miles de nicaragüenses asisten a esta fiesta tradicional para obtener buenas ventas.

“Todos los años vengo a vender manzana, miel y papitas y la verdad que me va bien porque logro vender todo, por eso le doy gracias a Santo Domingo que le ayuda en mis ventas”, dijo Carolina Muñoz Urbina.

velas

Muestra cultural en la vela del Arco

En el Gancho de Camino los pobladores que habitan en las cercanías disfrutaron de una muestra cultural en honor a las fiestas de agosto, fiestas dedicadas a la diminuta, pero milagrosa imagen de Santo Domingo de Guzmán.

“Venimos a disfrutar de esta vela que se hace siempre en el gancho de camino, cerca del arco por donde pasará mañana la imagen que viene de la Sierrita, la verdad que pasamos gran parte de la noche acá y en la mañana nos vamos a traer a nuestro patroncito”, comentó el señor Santiago Campos.

Todas estas actividades se realzan a la espera del 1 de agosto, día en el que la venerada imagen es bajada de su altar mayor en La Sierrita para iniciar su peregrinaje de diez días en Managua.

velas

velas

velas

velas

velas

velas

 

velas

velas

velas

velas