Las brigadas de lucha anti epidémica visitaron este lunes el barrio Largaespada en el distrito I, donde una a una las viviendas fueron fumigadas de tal manera que los mosquitos y otros insectos sean eliminados, evitando así la propagación de enfermedades.

Los habitantes del sector destacaron que el trabajo preventivo y las acciones que desde sus casas realizan, les ha permitido mantenerse sanos, sin embargo, no bajan la guardia y de manera constante se dan a la tarea de inspeccionar los patios y reducir los posibles criaderos.

Nosotros siempre estamos participando en las labores del Ministerio de Salud porque sabemos que es para nuestro bienestar, a veces la gente se rehúsa a que le fumiguen la casa, pero creo que es un comportamiento irresponsable porque si una casa queda sin fumigar, la amenaza de enfermarnos es más grande. El llamado es a todos a ser responsables con la salud y la vida”, manifestó Edwin Herrera.

Francisco López, propietario de un taller de mecánica, aseguró que en su sitio de labores la limpieza nunca falta, pues cuida su salud y la de sus clientes. “Nosotros no dejamos que el agua se acumule en las llantas o en algún otro recipiente. Siempre cumplimos con las orientaciones que nos dan los médicos incluyendo la fumigación”, destacó.

La tarea de prevención de enfermedades es un esfuerzo que debe realizarse en conjunto y al que todas las familias están llamadas puesto que el vector se aloja y reproduce en los sitios húmedos y en el agua potable.