La popularidad de Nicaragua como destino turístico llega también a Estonia, país báltico situado en el norte de Europa. Organizaciones como Tango de Maret difunden la cultura nicaragüense y diferentes medios de comunicación, como el portal digital Delfi, dan cuenta de los prodigios naturales pinoleros.

Pero también agencias de viajes, como Albion, ofrecen paquetes vacacionales para recorrer, con la asistencia de guías especializados que han residido en Nicaragua, los parajes turísticos de nuestro país.

Ricardo Alvarado, embajador de Nicaragua en Finlandia, se comunicó con el exparlamentario estonio Toomas Alatalu, profesor universitario en Managua en la década de 1980 y que hoy en día se prepara para guiar a grupos de turistas que esperan visitar nuestro país en noviembre próximo. Sigue un resumen de sus impresiones.

–¿Cuándo visitó Nicaragua por primera vez?

–Residí en el país entre 1988 y 1990. Pero mi relación data de tiempo atrás. Escribí sobre Nicaragua en mi tesis doctoral “Revoljutsionnaja situatsija I osobennosti jejo sozrevanija v Latinskoi Amerike” (La situación revolucionaria y sus características en América Latina), que defendí en 1977 en la Universidad Estatal de Leningrado.

–¿Qué materia enseñaba en Nicaragua?

–Impartía clases de filosofía en la Universidad Centroamericana (UCA). Además mi compatriota Mati Vaikmaa daba clases en Nicaragua. Con el apoyo del entonces embajador de la Unión Soviética en Managua, Vaino Väljas (originario de Estonia), recuerdo que, entre otras acciones de cooperación, enviamos en 1988 desde Estonia a Nicaragua un bus cargado de juguetes, útiles escolares y otros materiales. El bus llegó a Managua con un mensaje impreso en la carrocería: “De la juventud de Estonia para la juventud de Nicaragua”.

Pero no solo eso. También recuerdo una donación de muebles modulares de la Escuela de Ingeniería de Tallin (Tallinna Tehnikakõrgkooli) que se transportaron desde Tallin a Managua en el barco Kunda.

–¿Cómo se involucra en la actividad turística?

–La agencia de turismo Albion, con sede en la ciudad de Pärnu (en el sureste de Estonia), me propuso acompañar a América Central, como guía y conferencista, a sus grupos de turistas. Es así como en noviembre próximo visitaremos por tres semanas la región, viaje que me permitirá compartir mis experiencias académicas y conocimientos sobre esos hermosos países.

–¿Qué resultados espera de la visita?

–Escribir un libro sobre América Central, sobre sus paisajes, culturas, sus nobles pueblos. También espero con mucha alegría visitar nuevamente los sitios y la gente que conocí. Y, por supuesto, durante nuestra estancia en Nicaragua trataré de pasar por la universidad y recorrer los rincones que frecuentaba.

–¿Qué representa Nicaragua para usted?

–Para mí, como historiador y politólogo, Nicaragua representa un caso perfecto para estudiar el significado del pensamiento valiente. Es el único país donde los revolucionarios capturaron el poder luchando contra títeres de la mayor potencia. Fueron derrotados en elecciones, pero fueron capaces de reconquistar el poder en las urnas electorales para continuar con los cambios que el país necesita.

“Deseo a los nicaragüenses éxito, paz y amor”, concluyó expresando el Dr. Alatalu, admirador y promotor en Estonia de la patria de Sandino y de Darío, tierra de victorias, ejemplo de dignidad y soberanía.