"La voluntad política" y la renuncia a intentar "un dictado de las sanciones" son las claves para mejorar las relaciones entre Rusia y EE.UU., ha destacado el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Pеskov, citado por RIA Novosti. Pеskov ha instado Washington a renunciar a "la agravación de la esquizofrenia política".

El portavoz ha agregado que "en general Rusia está interesada en mantener la cooperación en las áreas que corresponden a sus intereses", pero ha acotado que Moscú "se reserva el derecho" a adoptar más medidas de respuesta a las nuevas sanciones de EE.UU.

Moscú deja a Washington que decida qué personal abandonará Rusia

Donald Trump, presidente de Estados Unidos ¿Cómo pueden perjudicar a EE.UU. sus nuevas sanciones contra Rusia?
El domingo, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que "755 de 1.210 diplomáticos norteamericanos tienen que abandonar el país". El jefe de Estado detalló que el número de integrantes de las misiones diplomáticas de EE.UU. en Rusia será igual al de la legación rusa en EE.UU: 455 personas.

En este sentido, Peskov ha afirmado que incumbe a Washington "decidir" qué personal será sujeto al recorte de su legación diplomática en Rusia. "No se trata de diplomáticos, cierto, no hay tantos. Se trata de personas tanto con el rango de diplomáticos como sin él", ha explicado.

Rusia explica por qué adelanta su respuesta a las sanciones de EE.UU.

Peskov ha explicado por qué Moscú ha decidido reducir la plantilla diplomática norteamericana antes de que Trump firmara la ley sobre nuevas sanciones contra Rusia. El portavoz del Kremlin ha aseverado que Washington inevitablemente adoptará la ley ya que el Congreso y el Senado lo aprobaron y esta entrará en vigor "incluso si el presidente de EE.UU. no la firma".

"Después de que tanto el Congreso como el Senado aprobaran el borrador, este se convierte de facto y de forma automática en ley; es decir, incluso si el presidente de EEUU no lo firma, igualmente tomará la forma de ley", ha afirmado Peskov.