El tiroteo masivo ocurrido hoy en un centro nocturno de la ciudad alemana Constanza -tras el cual fallecieron dos personas- fue descartado como un acto terrorista, informó la Policía local.

El perpetrador de la balacera -un ciudadano iraquí de 34 años cuyo nombre aún no se revela- fue una de las dos personas que murió en el acto, aunque algunos testigos afirman que su ataque fue secundado un cómplice, una teoría que no se confirma hasta el momento.Acorde a las declaraciones del portavoz policial Fritz Bezikofer a la cadena N-TV, el individuo no era solicitante de asilo y residía en Alemania desde hace varios años, aunque se desconocen aún los motivos para su decisión de balear a una multitud.

Según un testigo el agresor comenzó a disparar en la madrugada de este domingo de manera indiscriminada contra las personas que se encontraban en un popular centro nocturno de la citada urbe, mientras que el número exacto de heridos es todavía desconocido.'La discoteca estaba llena, había varios cientos de personas', añadió el testigo ocular, antes de concluir que el agresor huyó de inmediato con sus amigos antes de ser neutralizado por las fuerzas policiales.

Hubo heridos en el tiroteo, los visitantes pudieron ponerse a salvo escapando fuera o escondiéndose, declaró Bezikofer ante el diario germano TZ.