Representantes diplomáticos acreditados en el país, manifestaron que Nicaragua está en todo su derecho soberano de exigir el cumplimiento a Estados Unidos, de la resolución del 27 de junio de 1986 de la Corte Internacional de Justicia, que ordena pagar una indemnización por los daños fatales ocasionados al Pueblo y Gobierno de Nicaragua, por la intromisión destructiva e ilegal de esa potencia en los asuntos nacionales.

Respetamos la posición del Gobierno de Nicaragua, esta información que ha sido transferida hoy día, es muy interesante y como entiendo el Gobierno Sandinista va a actuar en el marco jurídico internacional, basándose sobre el veredicto, la decisión de la CIJ y vamos a seguir con mucha atención el proceso”, declaró el embajador de la Federación de Rusia, Andrei Budaev.

Subrayó que la decisión de la CIJ sigue vigente, “a como entendimos después de las explicaciones del magistrado de la Corte de Justicia de Nicaragua”.

El embajador de la República de China (Taiwán) Jaime Wu, declaró que su país, seguirá apoyando a Nicaragua en sus programas para seguir reduciendo la pobreza.

“Todos hacemos esfuerzos para el bien común de Nicaragua, país que seguiremos respaldando”, dijo Wu.

El embajador de Venezuela Javier Arrúe, manifestó que el ordenamiento internacional, establece que no existe otro camino, que el cumplimiento de las sentencias de la CIJ, por tanto Estados Unidos debe acatar la resolución.

“Consideramos que el gobierno nicaragüense tiene todo el derecho de exigir esa compensación por los daños que se le infligieron y esperamos que las negociaciones lleguen a buen término”, señaló Arrúe.

Nicaragua está en su derecho de hacer cumplir esa decisión de la Corte de la Haya. Es importante que se cumpla lo que ordena la Corte, creo es importante todo lo que significa realmente, lo que significó para Nicaragua en su momento los años de agresión sostenida y ha sido histórica esa resolución que Naciones Unidas ratificará en ese marco”, dijo el embajador de Cuba, Juan Carlos Hernández Padrón.

Las declaraciones de los diplomáticos se dieron tras finalizar un encuentro en el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde representantes del Gobierno de Nicaragua, dieron a conocer la posición del país en relación a la Nica Act y la aprobación de la Ley de Defensa del Patrimonio Nacional.