La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) rindió homenaje al fallecido Canciller de la Dignidad, Padre Miguel D´Escoto, quien fue presidente de este organismo internacional entre el 2008 y el 2009.

Durante esta sesión la ONU pidió a la representante de Nicaragua, María Rubiales, transmitiera sus condolencias al gobierno, pueblo nicaragüense y a la familia del Padre Miguel.

Rubiales agradeció este homenaje y subrayó el legado revolucionario del sacerdote y diplomático.

ONU

Las Naciones Unidas reconocieron en el Padre su labor como diplomático, político, líder comunitario y sacerdote “que dedicó su vida a la justicia social defendiendo el derecho internacional y ayudando a los pobres y marginados del mundo”, de acuerdo a una declaratoria leída por el actual presidente de la Asamblea General, Peter Thomson.

También se reconoció su defensa de la paz y la no violencia.

Como Ministro de Exteriores de Nicaragua tuvo una función clave en varios procesos de paz en América Central y fue un defensor denodado de la paz y la reconciliación”, afirma la declaratoria, donde también se destaca la defensa que hizo D´Escoto del multilateralismo.

Como presidente de las Naciones Unidas el Padre Miguel promovió a ésta como un foro de debate, señala.

En la sesión los representantes de todas las naciones guardaron un minuto de silencio en memoria del diplomático nicaragüense.

María Ribeiro, Jefa del Gabinete del Secretario General, leyó una declaratoria donde subrayó el importante papel del sacerdote en la historia de Nicaragua, siendo además una figura prominente en la América Latina.

Se subraya que su aporte a la paz en la región es un legado fundamental.

Las Naciones Unidas agradecen el importante papel desempeñado por el Padre D´Escoto como presidente de la Asamblea General de septiembre del 2008 a septiembre del 2009 cuando puso el acento en cuestiones fundamentales tales como la financiación al desarrollo”, manifiestan las Naciones Unidas, destacando igualmente el aporte del ex canciller al desarme y la no proliferación nuclear, sus esfuerzos para combatir al terrorismo y el hambre en el mundo. No menos importante, señala, fueron sus planteamientos a favor de una reforma en el organismo.

El representante del Chad, en nombre de los Estados Africanos, refirió que este tributo se le rindió a “un hombre de Dios que marcó la historia reciente de su país y de su región”.

“Dedicó toda su vida a aliviar a los pobres y viajó a la mayoría de regiones del mundo con la esperanza de ofrecer un futuro mejor y transmitir al mundo la voz de quienes no tienen voz”, indicó.

El Grupo de Asia y Pacífico también expresó su sentir por la pérdida del padre Miguel y aseguró que éste abordó temas de gran interés como el Cambio Climático, el Hambre, la pobreza y la diversidad cultural, entre otros temas.

Los Estados Latinoamericanos y del Caribe subrayaron que el trabajo del Padre estuvo inspirado por grandes personalidades de la historia como Bolívar, Gandhi, Luther King.

El Padre D´Escoto fue un firme defensor del multilateralismo y respeto para las obligaciones que manan del derecho internacional, así como de principios de la no violencia activa, solidaridad y justicia social”, señaló el representante de este grupo en Naciones Unidas.

Europa Occidental también manifestó su tristeza por el fallecimiento del ex presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y a la vez que destacó su labor en el organismo y el servicio al pueblo y gobierno de Nicaragua.

La Federación de Rusia, en nombre de Europa Oriental, trasladó el pésame a Nicaragua y a la familia D´Escoto. Recordó que el Padre fue un “fiel sirviente de su país”.Fue siempre un firme defensor de la paz y la justicia y tenía un enorme respeto por los principios del multilateralismo”, refirió.