Gracias al esfuerzo combinado de las instituciones de primera respuesta, como el Cuerpo de Bomberos Unificados y la Policía Nacional, se logró evitar una tragedia, cuando se rescató de una muerte segura al ciudadano Julio Cesar López Bermúdez, quien se subió de manera temeraria a uno de los Árboles de la Vida y amenazó con lanzarse al vacío.

López, que aparentemente sufre de problemas mentales, se subió a eso de las 2:30 de la tarde aprovechando el cambio de turno de los agentes policiales que resguardan la seguridad ciudadana en el sector de la Avenida de Bolívar a Chávez, exactamente en el costado oeste de la Cancillería de la República.

El hombre que vestía pantalón oscuro, zapatos negros, gorra negra y portaba un cuchillo, subió hasta la cima de un Árbol de la Vida, lugar donde estuvo aproximadamente una hora amenazando con lanzarse.

Al lugar llegaron dos camiones de bomberos, dos grúas, dos ambulancias, una veintena de agentes bomberiles, efectivos policiales que resguardaron el perímetro y decenas de curiosos que con sus celulares captaban los diversos momentos, que tuvo un feliz desenlace cuando el sujeto fue puesto a buen resguardo en una caja metálica que fue subida para hacer el rescate.

Población aplaude trabajo de instituciones

Para lograr salvarlo, se necesitó que al menos 10 rescatistas entre bomberos y policías, debidamente adiestrados, subieran para intentar persuadirlo, quitarle el cuchillo y atraparlo para salvarle la vida. Por unos instantes se vivieron momentos de tensión, cuando los rescatistas subían y el sujeto se colocaba el cuchillo en la garganta amenazando con enterrárselo.

López Bermúdez luego de ser bajado fue llevado al Hospital Psicosocial “José Dolores Fletes” donde las autoridades médicas evaluarán si padece de algún trastorno mental, pues de acuerdo a personas que le conocen no es la primera vez que realiza un acto de esta naturaleza.

Está bien el trabajo que hizo la policía y los bomberos. Él aprovechó un descuido de la vigilancia, se subió y se burló de todos, no es la primera vez que se sube en algo alto, la otra vez lo hizo en el puente peatonal del Mercado Huembes y no sé tiro, se fue tranquilo (…) es una burla lo que está haciendo con la Cruz Roja, con los bomberos y con los periodistas”, dijo Edwin Mayorga, quien aseguró que López Bermúdez es conocido como “Julio Loco” en el barrio Rubén Darío de la zona costera de Managua.

“El trabajo ha sido muy bueno, se logró rescatar a este hombre que seguramente tiene problemas mentales, porque esto no es normal, es un caso aislado, esto no sucede todos los días y el trabajo de rescate ha sido positivo gracias a Dios, eso es lo que necesita el pueblo de Nicaragua en este tipo de casos, tener un cuerpo de bomberos adiestrado en este tipo de casos, hicieron el trabajo excelente”, dijo José Torres, un poblador que observó el rescate.

El bombero Oscar Robleto destacó que el éxito en el rescate obedeció a la excelente coordinación que existe con todas las instituciones, a las herramientas y capacitaciones que han recibido del gobierno para el tema de protección y seguridad a la ciudadanía.