En el marco del Modelo de Fe, Familia y Comunidad impulsado por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, culminó con éxito el Programa de Acompañamiento de Atención Integral a la Primera Infancia, ejecutado con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante su ejecución, a lo largo de tres años, se atendió a 63 mil familias en 1,400 comunidades de 37 municipios del país, en 9 departamentos y las dos regiones autónomas del Caribe. Participaron 3,800 educadoras y se realizaron aproximadamente 3 millones de visitas.

El programa tuvo como objetivo empoderar a las familias para tener una crianza positiva, feliz y en paz, para que los niños de 0 a 6 años se desarrollen en un ambiente de armonía y felicidad.

Entre los aspectos que se abordaron en las visitas casa a casa, están las competencias parentales, el afecto que deben tener las familias para una crianza positiva, el involucramiento de toda la familia en el desarrollo del niño y estimulación temprana desde la cuna.

El Programa fue ejecutado por el Ministerio de la Familia (MIFAN), en conjunto con el Ministerio de Educación (MINED) y Ministerio de Salud (MINSA). Tuvo una inversión de 28 millones de dólares, de los cuales U$20 millones fueron aportados por el BID.

“Está dejando muchos aprendizajes para continuar avanzando en estas rutas de restitución de derechos a esta población que es tan importante en el sistema educativo, que son los niños desde el embarazo hasta los tres años, que inicia el preescolar y luego durante el preescolar hasta que inicien el Primer Grado”, mencionó Marcia Ramírez, Ministra del MIFAN.

 “El día de hoy estamos reconociendo esas rutas de victorias, esas rutas que tuvimos para lograr los objetivos y estamos súper contentos la familia, educadoras, delgadas porque logramos que las familias se empoderaron, los niños se desarrollaran”, indicó la directora del Programa, compañera Sobeyda Bárcenas.

Recalcó que no solo fue la visita casa a casa, también se rehabilitaron y equiparon 200 preescolares y 50 salas de rehabilitación de estimulación temprana.

Protagonistas agradecidas

Una de las protagonistas es la madre de familia Maricela Soza Martínez, originaria de Siuna y madre de dos niños. Ella indicó que el Programa fue muy bueno porque por primera vez se dio este tipo de apoyo.

“Nunca se había dado en el municipio, que nos visitaran casa a casa, es algo bonito que nos motiva a mejorar como madres. Una aprende a tener tiempo y ser disponible con sus hijos, tener más comunicación y darle mejor acompañamiento. La familia se motiva no solo yo como mamá, sino el papá, el abuelo, la abuelita, la hermana”, dijo Soza Martínez.

Como educadora, Ivania Duarte, de La Dalia Matagalpa, dijo que se sienten agradecidas con el Buen Gobierno Sandinista por permitirles llegar casa a casa a las familias para que pudieran aprender de cómo darles amor, mejor comprensión y más tiempo a los niños.

“Gracias a este Gobierno que se ha acordado de las familias de las comunidades, nos sentimos muy agradecidas y necesitamos que el programa continúe, porque hay más que hacer”, dijo Ruiz.

“Avanzamos con paso firme en la restitución de derechos, priorizando a nuestro tesoro más grande que son los niños chiquititos y que ellos lleguen a Primer Grado con todas las herramientas para caminar todo ese proceso educativo, hasta llegar a ser técnicos, profesionales, que van a estar haciéndose cargo de este país”, finalizó Ramírez.