Deslumbrantes focos sobre el Estadio Cacique Diriangén, en Diriamba, Carazo, se han encendido dos noches consecutivas y han cautivado la atención de los aficionados.

Son las pruebas de la nueva luminaria que ha sido instalada en el coliseo deportivo local y que forma  parte de un proyecto de marcará un antes y un después, en la historia deportiva de este municipio futbolero.

El proyecto contempla también la instalación de grama Bermuda 419, de calidad internacional y recomendada por la FIFA para encuentros profesionales.

Además se instaló un sistema computarizado de riego que permitirá mantener el campo en condiciones óptimas.

De acuerdo al ingeniero costarricense José Paniagua, encargado de la obra, gracias al sistema de drenaje también instalado, el campo no se inundará, sin importar la cantidad de agua que caiga sobre el mismo.

Paniagua informó que la grama tiene un mes de haber sido instalada y se encuentra sorprendido por la adaptación y el crecimiento mostrado.

Sin embargo, dijo que para que se pueda entrar con carga deportiva se necesitan dos meses más.

La inversión solamente en estos dos elementos supera los 12 millones de córdobas, pero también, en los alrededores, la comuna ha invertido otro monto mayor a los 13 millones de córdobas en un gimnasio de boxeo, una pista semi-olímpica y una pista de skateboard.

Las obras se enmarcan en la celebración de los 100 años del Diriangén.

El alcalde de la ciudad, el Ingeniero Fernando Baltodano, informó que mientras se pueden empezar los juegos en casa, se están realizando encuentros en el estadio alterno de San Marcos, también de Carazo.

“Todas estas son obras que redundan en un solo beneficio para las familias. Proporcionar toda la restitución de derechos a nuestra familia diriambina, que necesita poco a poco, con el apoyo del Buen Gobierno del Comandante Daniel, ir mejorando su nivel y condición de vida”, indicó.