Los fieles se dieron cita en la comarca La Curva, del municipio de Niquinohomo, en el departamento de Masaya para salir en un colorido desfile de carretas peregrinas y entregar ofrendas a su Santa Patrona Santa Ana.

"Llevo ofrendas porque me iban a operar de un quiste y por ella ya no me operarán..... aquí le llevo coco, plátanos, papaya, piñas y mamones", expresó Socorro Pérez.

Otros devotos llevan más de un cuarto de siglo promoviendo la idiosincrasia y tradición de esta colorida festividad, que se ha extendido cada vez con más fervor a lo largo de 300 años.

Desde las comunidades El Corozo, La Curva, Mata de Guayabo, Las Crucitas, Los Huérfanos, El Portillo, La Poma, Hojachigüe y Santo Domingo de Masatepe, han recorrido más de 5 kilómetros hasta llegar al costado norte de la parroquia Santa Ana para entregar los frutos de su tierra.

Don Tito Gutiérrez viaja todos los años desde la comunidad de Santo Domingo para unirse a este desborde de alegría.

"En las fiestas en honor a Santa Ana llevamos ofrendas año con año", aseguró.

"Somos niquinohomeños y tenemos que participar de nuestras tradiciones, a mi hijo le encanta participar y este año hemos preparado un refresco para los participantes que recorren varios kilómetros cargando la imagen de Santa Ana", indicó Susana Espinoza.

La municipalidad asume la mayordomía de estas fiestas y entregó a los feligreses chicha, rosquillas, bollos, nacatamales y masa de cazuela.

carretas

carretas

carretas

carretas

carretas