El pueblo de Jinotepe celebró a su Santo Patrono, Santiago Apóstol, en el día principal de su festividad religiosa.

Desde tempranas horas de este martes, las familias participaron en la solemne Eucaristía celebrada por Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Diócesis de Managua.

Ante la presencia de centenares de feligreses y del clero del departamento de Carazo, se celebró la misa y posteriormente la procesión con la imagen de Santiago Apóstol, que fue acompañado por San Sebastián, San Marcos y San Antonio de Padua, durante todo el recorrido.

santiago

Monseñor Báez destacó las manifestaciones culturales y religiosas de estas festividades patronales. Concluida la misa, el estruendo de las bombas y cohetes no se hizo esperar para iniciar la procesión y la entrega del tradicional ajiaco a los promesantes en la plaza Santiago Apóstol.

"Hay que resaltar los hermosos bailes folclóricos, el tope de los Santos, la música y la pólvora, todas son manifestaciones culturales de gran riqueza y de profunda belleza. La cultura sirve para expresar la fe, todo pueblo expresa su identidad más profunda, celebra la alegría de existir y crece en sentido de comunidad a través de sus manifestaciones culturales y la cultura de esta querida ciudad de Jinotepe gira en torno a esta solemne fiesta en honor a Santiago", dijo Báez en la homilía.

El colorido de las festividades la ponen “diablitos” con sus diversos atuendos y las inditas van bailando a paso lento siempre mirando de frente a Santiago Apóstol, cuyo recorrido concluye en horas de la noche. Durante ese tiempo el toque del atabal va dando el paso a la procesión que lentamente va cumpliendo el trayecto.

santiago

En la ceremonia religiosa estuvieron presentes las autoridades del Concejo Municipal de Jinotepe, encabezados por el alcalde Mariano Madrigal y la vicealcaldesa.

"Santiago Apóstol ya es un símbolo de la identidad de los jinotepinos y de los caraceños. La municipalidad apoya porque es parte de nuestras tradiciones. Jinotepe y Carazo se desbordan con estas fiestas y estamos ante una parroquia llena de promesantes porque estamos en el día más importante de nuestras fiestas", dijo Madrigal.

Una fiesta de los alimentos

Como parte de esta celebración, la entrega de alimentos a los devotos y promesantes es una tradición.

El ajiaco, la masa de cazuela o indio viejo, carne con papa y el fresco de jengibre, son los platillos tradicionales que reciben los jinotepinos y visitantes de otras regiones del país.

santiago

“Las fiestas jinotepinas tienen una gran cualidad, son una de las fiestas más sanas que existen en Nicaragua, Jinotepe se caracteriza por tener unas fiestas muy religiosas, siempre va acompañada por la feligresía que siempre se desborda en fe con Santiago Apóstol. Aquí no hay plaza de toros, no hay chinamos y por eso decimos que es una fiesta muy católica, lo que hacemos es una fiesta de comida”, dijo Norman Rodríguez Romero, parte del comité de mayordomía.

Por cada día de festividad religiosa, el Comité Organizador de las Festividades entrega entre 4 y 5 mil raciones de comida, ya sea buñuelos, ajiaco, masa de cazuela y el infaltable jengibre. El ajiaco es el platillo más tradicional y se elabora con masa de maíz, piña, jocote, azúcar, carne de cerdo y hojas de quelite bien picaditas.

Las fiestas patronales y religiosas de Jinotepe son una de las más concurridas por la cantidad de devotos y promesantes que asisten de diferentes partes del país. Estas fiestas concluyen el 6 de agosto.

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago

santiago