Vestidos con sus atuendos de gala, los niños cantaron alabanzas al Rey de Reyes, al que recibieron por primera vez en sus vidas en el Sacramento de la Comunión.

Al respecto Monseñor Brenes expresó que para los niños es una experiencia muy linda el recibir la Primera Comunión el mismo día en que se celebra a la Santísima Virgen María, madre de todos los nicaragüenses.

“Yo le decía a los niños que el Papa Juan Pablo Segundo guardaba con todo recuerdo la foto de su  primera comunión; creo que todos nosotros también la guardamos porque es un momento especial, un encuentro  intimo y personal cono Jesucristo, cuando  Cristo el señor llega a nuestros corazones  llega a toda nuestra persona”, afirmó Brenes.

“Estos niños hoy son  bendecidos, nuestros hogares se convierten  en un templo, cada niño es un sagrario  en el cual lleva a Jesús en su corazón, así que es un momento de gracia para los niños, momento de gracia  para la familia, un momento de gracia para toda la iglesia  que peregrina en esta arquidiócesis”, agregó.

El Arzobispo se refirió a la celebración de la Gritería que los nicaragüenses vivieron con mucho fervor mariano este 7 de diciembre.

“Pienso que ha sido un  gesto  muy hermoso, yo visite varios barrios y miré la cantidad de gente… la gente estaba volcada por las  calles, de igual forma en Monseñor Lezcano, en Altagracia, estuve en las Colinas, mire un fervor muy hermoso de toda nuestra gente,  por eso siempre confirmo lo que he dicho que ser nicaragüense es ser mariano y que todos los nicaragüenses llevamos a María en nuestro corazón”, comentó.

Primera Comunión es un paso importante en la vida de los niños y niñas


Los familiares de los niños y niñas que este 8 de diciembre dieron la Primera Comunión, explicaron que este es un paso muy importante en la vida de sus hijos.

Lorenzo Martínez, padre de una pequeña que recibió el Cuerpo y la Sangre de Cristo, comentó que para su niña es un gran paso dentro de la vida religiosa, especialmente en la religión católica que practica toda su familia.

También Mayela Cabezas, madre de una pequeña, dijo sentirse muy feliz porque este es el segundo Sacramento que está recibiendo su hija y es muy importante en la vida de la pequeña.

Otros padres agradecieron a Dios que les dio la oportunidad de ver a sus hijos recibir el Sacramento de la Comunión  

Doña Martha Méndez dijo sentirse muy emocionada. “Le doy gracias a Dios que me dio esta  oportunidad de estar viva todavía para celebrar con mi hijo esta Primera Comunión”.

Por su parte los niños dijeron sentirse felices porque ahora ya pueden recibir el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo para alcanzar la vida eterna.  

Justin Alexander, comentó que durante el tiempo que estuvo en clases de catecismo aprendió a orar, a confesarse y a alabar a Dios.  

La pequeña Aurora Lago indicó que se sintió feliz cuando llegó el momento de recibir la Primera Comunión.