Los estudiantes cortaron la cinta. Así estrenaron el nuevo rostro de la escuela Esmeralda Gutiérrez, ubicada en el Barrio Indígena de Monimbó, en Masaya.

La municipalidad hizo una inversión mayor a un millón 450 mil córdobas, que contempla la remodelación de techo, puertas, ventanas, sistema eléctrico, paletas para sillas, drenaje pluvial, reconstrucción de pabellones e instalación de nuevos servicios higiénicos.

Más de 900 estudiantes aplauden esta restitución de derecho que llena de mayor seguridad a padres de familia.

El Gobierno local sigue trabajando por el bienestar de las familias y pronto inaugurará la rehabilitación de otros 7 centros educativos.