La Junta Nacional de Drogas (JND) y el Instituto de Regulación y Control del Cannabis de Uruguay monitorean hoy de manera permanente el sistema de venta controlada de marihuana en farmacias, que comenzó esta semana en varios departamentos.

Un comunicado de la JND, dirigido a los medios de comunicación, indica que aún no puede realizarse una evaluación de dicho sistema, el cual solo podrá efectuarse, en sus diversas variables, 'transcurrido un tiempo prudencial no menor a 10 o 15 días'.

En el texto se expresa que el 19 de julio del corriente y según cronograma, entró en marcha la tercera etapa de implementación de la Ley 19.172 mediante la cual los consumidores del cannabis 'pueden acceder al mismo por medio de la dispensación en farmacias'.

La nota cita una información divulgada anoche por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis en la cual informa sobre la constatación de un aumento del número de consultas por parte de farmacias 'con el fin de considerar su adhesión al sistema'.

También se verificó un crecimiento en el registro de adquirentes, el que alcanzó el número de cinco mil 556 personas, quienes han transmitido su conformidad con la calidd y efecto del canabis dispensado.

La JND señala en su comunicado que se reforzó la campaña pública de prevención, con la alerta a la población respecto a los riesgos del consumo, a través de los medios masivos de comunicación, redes sociales, así como en el sistema educativo.

Días atrás el expresidente uruguayo José Mujica aseguró que la venta de marihuana en farmacias de su país es un experimento hecho con mucha seriedad para tratar de quitarle el mercado al narcotráfico.

El camino de prohibir 'nosotros pensamos que debe ser sustituido por un camino de legalidad regulada', manifestó a la prensa el actual senador del Frente Amplio.

Uruguay dispone de seis mil 948 autocultivadores de marihuana registrados y de 68 clubes de membresía, integrados por entre 15 y 45 socios, dedicados a la plantación, cultivo, cosecha, producción, procesamiento y distribución cannabis psicoactivo para uso de sus miembros, también amparados por la ley.