La Canciller de la República de Ecuador, María Fernanda Espinosa, expresó que la celebración del 38 Aniversario de Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, es un gran mensaje para el progresismo de América Latina.

Antes de partir de Nicaragua, Espinosa dijo que “el día de ayer ha sido un día maravilloso, ¡apoteósico diría  yo! con cientos de millones de personas en la plaza de la paz, un gran mensaje para el progresismo de América Latina”.

Así mismo se mostró agradecida por el cariño, y la hospitalidad del pueblo y Gobierno de Nicaragua.

“Nicaragua nos llena de amor, nos llena de esperanza y queremos finalmente agradecer el cariño hacia el Ecuador”.

Reiteró que las mujeres y los hombres nicaragüenses deben de sentirse orgullosos de su Revolución, tan fuerte, tan potente, tan llena de símbolos, de historia, tan poblada de jóvenes de espíritu que van a continuar el espíritu de la revolución.

Revolución Popular Sandinista es un referente para América Latina

Señaló que América Latina usará este referente y ejemplo de la Revolución Popular nicaragüense como un mensaje de paz, unidad.

“Este referente y ejemplo de que es posible construir un país prospero, igualitario y democrático en revolución; ese es el ejemplo, esa es la lección que nos deja Nicaragua, con sus hombres y sus mujeres que también son parte del patrimonio histórico de nuestra región  Latinoamericana, como el propio General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino; el poeta de la Revolución el Comandante Tomás Borge; y el canciller de la dignidad nicaragüense, el padre Miguel D' Escoto, que lo vamos a extrañar muchísimo”, manifestó.

Ecuador interesado en aprender de Nicaragua

La Canciller de Ecuador, comentó que ofrecerán muy pronto una visita oficial del Presidente Lenin Moreno, con el fin de aprender de las lecciones de Nicaragua.

"Ofrecer muy pronto una visita oficial del Presidente de Ecuador, Lenin Moreno, a Nicaragua, para que podamos aprender de todas las lecciones que nos da cada día ese maravilloso país, por ejemplo de cómo se construye la verdadera igualdad de género, como se tiene una sociedad pacífica, como se dialoga y se construye una verdadera reconciliación, como se armoniza el interés colectivo con los intereses de las pequeñas, medianas y grandes empresas, como se realizan alianzas publico-privadas adecuadas y en beneficio del pueblo;  es decir tenemos tanto que aprender de este país y por eso vamos a volver pronto con el presidente Lenin Moreno”, dijo Espinoza.

Al finalizar la diplomática, María Fernanda Espinosa, envió un abrazo para el digno pueblo nicaragüense, expresando  ¡Que viva Nicaragua Libre!