La Vicepresidenta de la República de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, tras concluir el acto en celebración del 38 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, manifestó que una vez más el pueblo nicaragüense vibró de alegría por los milagros que Dios ha mandado y que toca fortalecer todos los días.

Cuanta alegría la que sentimos, la que vemos, por la que damos gracias a Dios. ¡Cuánta bendición y alegría! Hemos dicho que el don de Dios para la Vida es la Alegría. Esta plaza ha vibrado, se ha sentido el corazón alegre y bendito del pueblo nicaragüense que tiene fe, que se mueve con fe, que tiene tanta esperanza”, expresó Rosario.

“Uno siente una inmensa responsabilidad, porque sabemos que nos toca atravesar con la esperanza invicta todas las circunstancias, todas las dificultades. Y por eso Dios, estoy segura, que nos nutre todos los días con esa fortaleza que da la fe, que nos permite crear porque creemos en primer lugar en Dios, en nuestros Santos, en la Virgen María y con esa fe es que creamos; creamos porque creemos”, añadió.

La Compañera Rosario resaltó, en este sentido, la responsabilidad que tenemos todas y todos los nicaragüenses de cuidar la Patria Libre, la Paz, la Libertad y la Democracia.

Vivimos en un país tranquilo y seguro, gracias a Dios. Esa tranquilidad, esa seguridad, eso que nos permite trabajar para construir, tenemos que cuidarlo todos los días; cada día debe ser una jornada de cariño y amor a Nicaragua”, afirmó Rosario.

Yo de verdad creo que somos bendecidos, que estamos prosperados en conciencia, y que estamos en victoria”, refirió.

“Estamos juntos haciendo milagros, recibiendo los milagros que nos da Dios y fortaleciéndolos todos los días”, continuó.

La Compañera Rosario concluyó celebrando y saludando “un aniversario más, y un aniversario en el compromiso de seguir cambiando Nicaragua para que todos vivamos mejor”.

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario

rosario