Más de treinta años de celebrar la purísima en Masaya, las señora Ángela Murillo y Milagros Sánchez se organizan en todo el año para celebrar el novenario en honor a la Virgen María, en donde por nueve días rezan junto a su familiares y amigos del barrio el novenario a la santa imagen de la madre de Jesucristo.

“Esto ya es una tradición de los Masaya y de toda Nicaragua que le es fiel a la virgen, año con año celebramos el novenario y la gritería, siempre con amor, entusiasmo, algarabía y sobre todo fe. Traigo a mis hijos para que aprendan de las tradiciones de los nicaragüenses”, expreso Rosa Chávez, devota de la virgen maría.

Niños, jóvenes, adultos y adultos mayores celebran el último día del novenario con un rezo en donde una procesión lleva la imagen al barrio con devoción y fe. Los fieles le rezan y cantan para así este siete de diciembre hacer el recorrido por las calles de Masaya para celebrar la tradicional Gritería, en donde se reparten los dulces tradicionales como gofios, cajetas de coco, ayote en miel, huevo chimbo, sin olvidar las ya tradicionales cañas de azucar, limones dulces, indios, pitos, canastitas, chichiles y un sinnúmero de comidas tradicionales.

“vayamos a celebrar todos con fervor y amor la gritería, para honrar a la virgen maría, hagámoslo por fe para que así Nicaragua siga siendo bendita”, expreso Ángela murillo, también fiel creyente  de María.