El Presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, saludó el 38 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, destacando el trabajo que ha venido realizando el Comandante-Presidente Daniel Ortega y la Compañera-Vicepresidenta Rosario Murillo, de Nicaragua a través del Modelo Cristiano, Socialista y Solidario, mismo que ha permitido grandes transformaciones sociales.

El Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, son los que conducen este proceso y reafirman en esta plaza que la Revolución Sandinista continúa adelante, construyendo paz, progreso, felicidad, llevando a los jóvenes a tomar el liderazgo de este proceso que les da a las mujeres los espacios para que sean actores decisivos”, expresó.

Sánchez Cerén se refirió a la unidad entre El Salvador y Nicaragua, la que se ha construido a lo largo de los años, dando lugar al avance de ambas naciones permitiendo así mismo la construcción del porvenir para ambos pueblos.

El Salvador y Nicaragua estamos unidos por una historia común, de lucha, una historia de sacrificios que ha acostado vidas pero que también ha construido felicidad. Farabundo Martí junto a Augusto C. Sandino son héroes entrañables de la lucha centroamericana y el respeto de la independencia de nuestros pueblos, esa sangre nos une y nos marca el camino para seguir construyendo la paz, prosperidad y felicidad en Centroamérica”, destacó.

Así mismo, destacó la importancia que trae consigo la realización del Foro Sao Paulo, donde se logró fortalecer la hermandad de los pueblos.

“El Foro de Sao Paulo, a lo largo de sus 23 años, ha sido un espacio de reflexión, ha sido un espacio para celebrar los triunfos y para analizar autocríticamente los avances y los retrocesos, pero también el Foro de Sao Paulo es la unión de voluntades y de luchas permanentes ante los triunfos y las adversidades”, destacó.

El líder salvadoreño llamó a la unidad de los pueblos latinoamericanos, lo cual permitirá un mejor desarrollo para los países y sus pueblos.

“Necesitamos una Latinoamérica unida, solidaria; pero también necesitamos una América Latina Integrada como región. Centroamérica como región está en proceso de unirse, pero también tenemos que construir esa unidad de Latinoamérica y el Caribe como fuerzas, que podamos construir nuestros destinos con dependencia y soberanía”, añadió.