En un recorrido de los medios del Poder Ciudadano, por los diferentes sectores que fueron autorizados para comercializar este producto, los comerciantes dijeron sentirse satisfechos con las ventas e invitaron a la población capitalina a continuar haciendo sus compras para estos días de celebración familiar.

En el sector del mirador Tiscapa, donde se ubican una decena de tramos de vende pólvora, los compradores también expresaron su conformidad con la atención y los precios.

Doña María Silva,  quien muy temprano se acercó a los tramos para comprar su pólvora, consideró que los precios están accesibles. Ella compró un total de 960 córdobas en cohetes, cohetón, carga cerrada y luces de bengala para celebrar la Purísima.

Al momento que la atendía doña Natalia Pérez, vendedora de uno de los tramos, explicó que hasta el momento los compradores se están acercando a comprar lo característico de la gritería que son cohetes, carga cerrada  y bombas, que alegran la celebración en honor a María.

Juan Chavarría, otro comprador de pólvora, revisaba su mercadería que recién había comprado en uno de los tramos. Al consultársele sobre el precio comentó que todo lo encontró al alcance de su bolsillo. Entre sus compras llevaba una docena de carga cerrada a 150 córdobas, y varias docenas de cohetes a 170 córdobas por docena.

Iveth Ortiz, vendedora de otro tramo confirmó que generalmente las ventas se incrementan en la medida que se acerca la celebración de la purísima. Comentó que los precios de la pólvora están casi al mismo costo del año pasado con ligeros ajustes y descuentos.

Mientras pasaba la mañana más compradores se acercaban a los diferentes sectores donde se permitió la venta de pólvora.