Kuwait y otros países de Oriente Medio sufren una ola de calor record con temperaturas máximas superiores a los 50 grados Celsius, informaron hoy los servicios meteorológicos mientras el gobierno de este emirato adoptó medidas excepcionales.

Según los especialistas, la canícula durará al menos 52 días y se extenderá desde mediados de julio hasta finales de agosto con posibilidad de que los termómetros rocen los 55 grados.

En los países árabes, particularmente los del golfo Pérsico, el término 'Jamarat Al-Gaith' se traduce aproximadamente como 'horno abrasador' o 'brasa intensa', y obliga a las autoridades a diseñar planes de emergencia para mitigar las asfixiantes temperaturas.

Como es habitual cada verano boreal, los horarios de trabajo se reducen para quienes laboran en actividades de la construcción y otras a la intemperie, con descansos obligatorios durante el mediodía para protegerles de los rayos solares.

Además, las actividades de ocio se reprograman para horarios vespertinos y nocturnos, aunque la puesta del sol no necesariamente significa un descenso relevante en las temperaturas, que en la noche rondan los 48 grados Celsius.