Las declaraciones la dio Mendoza en la zona número tres del barrio Sandino de la ciudad de Ocotal a donde concurrió representando al presidente ejecutivo de ENATREL Salvador Mansel para inaugurar el proyecto de electrificación de 29 viviendas y de lo cual resultaron beneficiadas 180 personas.

La compañera Mendoza manifestó que ENATREL está atendiendo cinco departamentos del norte, occidente y oriente del país con distintos otros programas, buscando como cubrir toda Nicaragua y dotar de servicios como la electrificación a las poblaciones que no han tenido acceso a la energía.

“Estos proyectos involucran redes primarias, acometidas y los equipos de medidas, que son gestionados a través de la distribuidora para que los clientes puedan tener su equipo independiente”, manifestó la coordinadora de proyectos de ENATREL.

En el proyecto de la zona número tres del barrio  Sandino, ENATREL invirtió, con fondos del gobierno central, un total de 212 mil 188 córdobas, llevando la luz eléctrica a cada una de las 29 viviendas, terminando de tal manera el estatus de usuarios ilegales que tenían los habitantes de esa comunidad.

Destacó la funcionaria que en este año ENATREL está atendiendo tres comunidades de Ocotal y en el 2013 van a poner la energía en otra comunidad del municipio y aseguró que las demandas hechas por la población en torno a luminarias, a conexiones en nuevas comunidades serán incluidas dentro del programa de electrificación del próximo año.

En la oscuridad por mucho tiempo


Entre tanto, Carlos Cáceres, habitante del barrio Sandino expresó su agradecimiento con el gobierno sandinista por haberles instalado la electricidad y tener luz de buena calidad, la que no habían tenido por haber estado conectados anteriormente en forma ilegal.

Cáceres explicó que antes sus equipos resultaban dañados por el irregular flujo de la energía que llegaba por medio de un alambre número 10, pero ahora pueden tener sin temor aparatos de televisión, radios y planchas, entre otras cosas.

Por su parte Víctor Blandón Pado dijo que estaban conectados ilegalmente, pero realmente no tenían energía eléctrica porque la energía llegaba muy baja, por lo cual el barrio permanecía a oscuras y era peligroso, al tiempo que señaló que está haciendo falta el alumbrado público, que ya les sale en la factura que les envía la distribuidora disnorte-dissur.

Entre tanto Estelvina Siles manifestó que pasaron algunos años teniendo muy mala energía eléctrica, lo que no les permitía hacer las tareas de la casa durante la noche, pero agregó que ahora si lo pueden hacer.

Mientras tanto Leda Ester Ruiz dio gracias al gobierno del presidente Daniel Ortega por haberles instalado el servicio de energía eléctrica por medio de ENATREL, lo que le permite estudiar de noche, tras años en que no podía hacerlo porque el barrio permanecía prácticamente en la oscuridad.