Ocho personas perdieron la vida y una más fue reportada como desaparecida luego de severas tormentas registradas en la provincia nororiental china de Jilin, informaron hoy sábado las autoridades locales.

Las lluvias torrenciales azotaron las partes oriental y central de Jilin el jueves y el viernes, lo que hasta las 8:00 horas de hoy había forzado a la reubicación de más de 120.000 personas, de acuerdo con las autoridades provinciales de control de inundaciones.

En el distrito de Yongji, que padeció una precipitación diaria récord, los aguaceros y las consiguientes inundaciones causaron la muerte de cinco personas.

Las tormentas han afectado la vida de casi 320.000 personas en 13 distritos, y han causado daños a viviendas, carreteras, puentes y diques.