El Centro Nicaragüense de Enseñanza Audiovisual y Cinematográfica (CNEAC) haciendo un homenaje al Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, llevó a cabo un conversatorio con el reportero gráfico Oscar Cantarero, y el documentalista Frank Pineda, en el que conversaron con jóvenes interesados en la fotografía sobre la cobertura mediática en la Revolución de los años ochenta.

Oscar Cantarero, es uno de los fotógrafos que capturó los momentos históricos de la Revolución.

Su pasión por la fotografía lo hizo merecedor de un lugar en la historia como una voz de denuncia mundial, ante las atrocidades que se cometían contra el pueblo nicaragüense que se estaba levantando en armas.

oscar

“Venimos a platicar con universitarios interesados en cine y fotografía, les venimos a decir lo que fue el milagro de nuestra formación, nos hicimos autodidactas, pero además vinieron instructores de Holanda, de Francia, de México a platicar con nosotros”, relató.

“Dándole respuesta nosotros a una guerra horrorosa de desinformación a nivel mundial. La Revolución Popular Sandinista abrió los espacios a la gente que deseaba estudiar arte”, expuso Cantarero.

"En mi caso yo entré tardíamente en la fotografía, yo no sabía que era el ojo fotográfico, ni la fotografía artística, ni periodista, pero mis fotos fueron enviadas a Ventana, que la dirigía Rosario y entonces fue surgiendo el milagro, la magia que tiene la fotografía y en la práctica volverse invisible como reportero para no perturbar”, añadió.

oscar

Por su parte, Frank Pineda, cineasta nicaragüense, formador de centenares de jóvenes amantes del séptimo arte, expresó que hay grandes momentos en el cine nicaragüense en los primeros años de la Revolución.

El cineasta pasó filmando cinco años, día a día lo que pasaba en Nicaragua con la lucha del pueblo que buscaba un cambio, un cambio que llegó un 19 de julio 1979, con el triunfo del a Revolución Popular Sandinista.

“Fueron razones políticas las que me llevaron a mí al mundo del cine porque en esa época cuando era joven estudiante que participaba en las manifestaciones para derrocar al a dinastía somocista”, comentó.

oscar

“En esa época los estudiantes eran perseguidos por la Guardia Nacional y eso me llevó a estar exiliado en México y estando ahí estudié cinematografía para venir a filmar la guerra de liberación; así que poco a poco nace el cine nicaragüense como un instrumento político-ideológico de defensa de la conquista de la Revolución y como institución que debería contribuir a transformar la sociedad nicaragüense, a como fue la campaña de alfabetización donde nosotros pudimos abordarlo”, señaló.

Jorge Luis Torres, responsable académico del CNEAC, explicó que en este conversatorio participaron 26 estudiantes universitarios, que desea conocer el trabajo fotográfico y visual de los hombres y mujeres de prensa en la guerra.

“Fue un instrumento para la Revolución, estos hombres se capacitaron en México y querían proyectar las atrocidades que estaba pasando en Nicaragua a manos de la Guardia Nacional”, finalizó.

oscar