La ropa de abrigo volverá a ser imprescindible en Paraguay desde el final de esta semana, pues tras varios días de estabilidad en lo cálido hoy se anuncia la proximidad de un frío polar.

Así lo caracteriza la Dirección de Meteorología, porque en la noche del domingo entrará al territorio nacional por el sur un nuevo frente, que desde los 19 grados Celsius como mínima de las últimas jornadas hará descender la temperatura a 5,0 y hasta 3,0.

Los amaneceres frescos y la calidez del resto, con máximas que se aproximaron a los 30 grados en plena temporada invernal, de tal manera darán paso a un ambiente nocturno gélido y después a pleno sol los termómetros no irán más allá de los 15.

También pueden subir hasta 23 grados, pero solo cuando el astro rey más calienta y no predominen los nublados u ocurran algunas lluvias ligeras.

Los valores más bajos se prevén para el martes y miércoles, aunque ya el lunes Asunción será batida fuerte por el frente frío con mínimas de 5,0 o 6,0 grados, pero con 4,0 o menos de sensación térmica.

Con el nuevo cambio de tiempo se impone extremar los cuidados a la salud, sobre todo de las personas más vulnerables por su corta o avanzada edad, pues se amplían las probabilidades de enfermedades respiratorias agudas con riesgo hasta de muerte.

Y los agricultores hacen cálculos hasta dónde pueden llegar las pérdidas en sus cosechas en zonas -pocas afortunadamente- en que estas condiciones climáticas hacen bajar la temperatura hasta el límite del cero en la escala Celsius.