Al son de los tambores, con el baile de la gigantona y del toro huaco, los leoneses dieron el último adiós a la compañera revolucionaria Anita Maradiaga, quien falleció a la edad de 93 años.

Anita estuvo siempre al frente del rescate de la cultura sutiabeña. Durante 70 años fue tradicionalista que aportó al rescate del baile de las gigantonas y posterior con el baile del toro huaco en honor a San Jerónimo.

En el año 2007 recibió el reconocimiento del Instituto Nicaragüense de Cultura, por la labor que realizó en pro del rescate de las tradiciones.

Anita Maradiaga fue una mujer de grandes valores y virtudes, quien educó con mucho amor y principios a cada integrante de su familia.

En la iglesia San Juan Bautista de Sutiaba fue realizada misa de cuerpo presente.

Las honras fúnebres fueron realizadas en el cementerio San Francisco, ubicado al oeste de la comunidad de Sutiaba.