“Cuando llovía no podía hornear porque todo estaba mojado, el horno, la leña. A veces echaba el pan al horno y se pasmaba porque no lo podía sacar, lo sacaba hasta que estaba medio seco. Muchas veces perdí la harina”, expresó doña Concepción Roque Rivera, habitante de la comunidad La Cruz del Jícaro en el municipio de Ciudad Darío, de Matagalpa.

Ella tiene más de 28 años de hacer pan artesanalmente. Sin embargo, a partir de hoy no se seguirá quemando las manos ni ‘fogueándose’ la cara por las llamas, ya que ella es una de las protagonistas del componente Desarrollo Rural en Igualdad de Género (DRIG) del proyecto de Electrificación Rural de Nicaragua Segunda Etapa (PELNICA II), que impulsa el buen Gobierno Sandinista a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL).

hornos

PELNICA II tiene como misión llevar la energía a comunidades rurales del Norte y Occidente de Nicaragua que nunca habían contado con este servicio.

Ronald Tenorio, responsable de DRIG, señaló que este programa a su cargo tiene el propósito de fomentar la economía rural local de cada comunidad que se electrifica, específicamente mediante el apoyo técnico y financiero a pequeños negocios que van surgiendo en las comunidades electrificadas.

A doña Concepción, técnicos de ENATREL le entregaron un horno industrial con cuatro sartenes y una batidora, para que continúe trabajando dignamente y generando ingresos para su hogar.

“Me siento alegre y feliz porque no tenía ese horno, pero vino la casualidad de ese proyecto, me apunté y salí beneficiada, entonces le doy gracias a Dios porque ahora no voy a hornear con leña”, expresó muy contenta Roque.

hornos

Así como doña Concepción, a muchas mujeres de otras comunidades también se les entregó el combo de instrumentos para panificación.

Una de ellas es la profesora María Isabel Miranda, habitante de la comunidad Cofradía del municipio de Terrabona. Esta protagonista contó que tiene alrededor de 25 años haciendo pan y en los últimos años ha combinado su vocación de enseñar con la panadería.

“Esto significa algo muy especial para mí y me siento muy feliz. Le doy gracias a Dios y a nuestro Gobierno que sin él no hay estos grandes cambios”, dijo Miranda.

“Ahora voy a tener un medio más cómodo para trabajar. Ya no voy a estar en el fuego donde uno tanto se quema, ahora no. Voy a hacer más fácil mi trabajo”, expresó llena de alegría la profesora María Isabel.

hornos

Proceso de selección

El Responsable de DRIG explicó que el proceso de selección de las protagonistas se hizo primeramente a través de un rastreo, después de haber llevado electricidad a las comunidades, en busca de aquellos pequeños negocios que pueden hacer uso productivo de la energía y han demostrado ese carácter emprendedor y luchador mediante su trabajo al menos en un año continuado.

Luego de la identificación, se ejecutó una etapa de diagnóstico empresarial mediante una radiografía de la situación actual del negocio, para determinar sus carencias, necesidades o fortalezas. Después se elaboró el plan de inversiones (presupuesto basado en las necesidades) y una vez aprobado se les proporcionó capacitación y asistencia técnica, primeramente, en administración de pequeños negocios con la idea que ellos despertaran la conciencia de la prosperidad familiar y comunitaria.

hornos

El combo de equipos entregados a las protagonistas tiene un costo de 60 mil 101 córdobas y “cada protagonista debe aportar el mismo valor que está recibiendo como financiamiento para su propio proyecto de forma que el aporte de ellos consiste en la inversión que ya tenían realizada en sus pequeños negocios y en la preparación de las condiciones para su nuevo negocio”, mencionó el Responsable de DRIG.

Rubros

En total son 200  protagonistas seleccionados de los departamentos de Matagalpa, Madriz, Jinotega y Estelí, entre ellos, panificadores, carpinterías, talleres de costura y mecánica, turismo rural comunitario, granjas avícolas y porcinas, así como salas de belleza.

“Todos ellos (son) pequeños negocios atendidos por protagonistas humildes, personas de nuestro pueblo que son luchadoras, que siempre han trabajado muy duro para sobrevivir, pero ahora con el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo ven restituido su derecho a tener apoyo del Estado de Nicaragua y por lo tanto van a superar poco a poco su condición de pobreza para llegar a ser un buen motor dentro de sus comunidades y más allá”, dijo Tenorio.

El proyecto de Electrificación Rural se ejecuta con fondos del hermano pueblo de Canadá equivalente a 1 millón de dólares canadienses, que incluye capacitación, asistencia técnica y financiamiento no reembolsable.

hornos

hornos

hornos