Durante su discurso el General Avilés afirmó que el Ejército de Nicaragua sigue cumpliendo la orientación del Presidente Daniel, de ejercer soberanía en los territorios marítimos devueltos a Nicaragua por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la sentencia del 19 de noviembre del presente año.

“El Ejército de Nicaragua, en cumplimiento de lo ordenado por el  Presidente de la República, desde la noche del 25 de  noviembre desarrollamos la Misión Paz y Soberanía General Augusto C. Sandino en todo este espacio restituido por la Corte”, aseguró Avilés.

“Nuestros valientes marineros y pilotos  cumplen misiones ejerciendo la soberanía con patriotismo y orgullo nacional en esos espacios geográficos. En este Ejército, que no es más que el  pueblo mismo uniformado, tenemos la firme y decidida voluntad de seguir defendiendo nuestra soberanía e integridad territorial con la  misma convicción de nuestros héroes nacionales”, agregó.

También aprovechó la oportunidad para reconocer a los marineros, guardacostas, pilotos y pescadores artesanales que han  navegado al norte y sur de  las aguas en el Caribe hasta los límites establecidos por la CIJ.

“También queremos  destacar y reconocer el patriotismo de nuestros pescadores  artesanales e industriales, quienes de forma decidida han llegado hasta esos nuevos  espacios ejerciendo derechos soberanos de faenar  en esas aguas”, dijo Avilés.

Marco Jurídico es clave para la defensa de la Soberanía Nacional

Avilés aseguró que los estudiantes del curso sobre seguridad y defensa nacional dominan con propiedad aspectos o conceptos sobre los que antes se teorizaba, pero que después de 2010 son leyes nacionales.

Destacó que la Ley de Defensa Nacional, la  Ley de Régimen Jurídico de Fronteras y la Ley de Seguridad Democrática,  que tienen sus respectivos reglamentos desde febrero del 2011, son valiosos instrumentos jurídicos que indudablemente revisten un éxito importante para la nación.

Comentó que en esas leyes existen instancias de trabajo en las que se debe avanzar como la Comisión Nicaragüense de Territorios Fronterizos  establecida en la Ley de Régimen Jurídico de Fronteras, donde participan representaciones de diferentes instituciones del estado y las municipalidades.

De la misma manera explicó que la Ley de Seguridad manda a crear el  Sistema Nacional de Seguridad Democrática, instancia de coordinación  y cooperación permanente entre las instituciones que por mandato de ley tienen la misión de  preservar y mantener la seguridad nacional  y dar respuesta de manera integral y sistematizada a las amenazas y los riesgos.

“Hasta diciembre del 2010 en Nicaragua teorizábamos sobre esos aspectos  de seguridad nacional, a partir de la  aprobación y reglamentación de esas leyes Nicaragua tiene claramente establecidos estos importantes conceptos.  Lo que antes era un marco teórico ahora por ley se define y entendemos que la seguridad nacional es una condición permanente de soberanía, independencia, paz y justicia social y está dirigida a preservar la integridad, estabilidad y permanencia del Estado de  Nicaragua, sus instituciones, el orden  democrático, el estado social de derecho, el bien común, la protección de las personas y sus bienestar frente  a cualquier amenaza, riesgo o agresión”, enfatizó el Jefe del Ejército de Nicaragua.

Avilés también explicó que para garantizar la seguridad nacional debe existir la defensa nacional, a través de la ejecución  de un conjunto de medidas  y acciones de carácter integral destinadas todas a prevenir y superar las amenazas, riesgos o agresiones.

“Podemos decir que la seguridad nacional es la condición a alcanzar y sostener y la defensa el medio para lograrlo, por lo tanto debemos  tener claridad que la defensa no es un tema  estricto de nosotros los militares, sino que la defensa nacional  conlleva un conjunto de acciones en  el  ámbito político, diplomático, económico, jurídico, ambiental, social y militar”, subrayó.

Destacó que los graduandos del curso de defensa y seguridad nacional comprenden esa realidad y que la aplicación de ese conjunto  de acciones “permite garantizar los intereses nacionales, entendiendo por intereses supremos los principios y aspiraciones esenciales para la existencia del estado nación relacionados estrictamente con la independencia, la soberanía, la autodeterminación, paz, democracia y asegurando que esta condición se mantenga siempre en el tiempo”.

“Bajo estas tres importantes leyes  y los conceptos establecidos en ellas el Ejército de Nicaragua ha venido trabajando para garantizar la  seguridad y defensa nacional,  bajo estos conceptos hemos venido definiendo una visión clara sobre estos temas”, indicó.

Curso de Seguridad y Defensa Nacional es de los mejores en la región


Avilés explicó que el objetivo del curso es capacitar a funcionarios de distintos poderes, instituciones y miembros de la comunidad educativa sobre aspectos de seguridad y  defensa nacional, sobre las amenazas y riesgos al país.

“Con el octavo curso Nicaragua puede decir que ha institucionalizado los mismos, pero además de eso con orgullo y seguridad podemos afirmar que es de los mejores en la región, es de los mejores por su alto contenido temático, por la calidad profesional de los docentes, y por el nivel de las responsabilidades que ocupan los cursantes”, explicó.

Además señaló que el curso, el cual se desarrolló en seis meses, contribuye al fortalecimiento  de las relaciones entre civiles y militares para  que juntos, desde diferentes responsabilidades aporten a la seguridad y defensa de Nicaragua.

Finalmente Avilés agradeció el respaldo del Presidente Daniel al curso y a las diferentes tareas y misiones que ejecuta el Ejército de Nicaragua al servicio del pueblo. También agradeció la colaboración del Gobierno de China Taiwán para la realización del curso.

Durante la ceremonia los graduandos y graduandas entregaron una placa de reconocimiento al General Avilés, por el apoyo brindado al 8vo Curso de Seguridad y Defensa Nacional, y por su destacada labor al mando del Ejército de Nicaragua.