La compañera Mirna Cunningham, la nicaragüense electa para encabezar el Fondo Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), en el período 2017-2019, asegura que el nombramiento es reflejo del avance que tiene el país en cuanto al reconocimiento de las comunidades indígenas.

En ese orden, señala que Nicaragua es uno de los países en América Latina con mayores resultados, entre los que destacan el régimen  de Autonomía de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Afrodescendientes, en casi el 50% del territorio nacional desde el año 1987.

Al mismo tiempo, valora el mecanismo de autogobierno de estas comunidades, que van desde el nivel regional, a través de los Consejos y Gobiernos Regionales Autónomos, hasta los Gobiernos Territoriales y Gobiernos Comunales.

Otro avance significativo es que el 30% del territorio nacional ha sido titulado  a favor de las comunidades indígenas y se avanza  en la quinta etapa que representa el ordenamiento territorial.  

“Obviamente que este referente de Autonomía ha sido un referente importante para los pueblos indígenas en América Latina y el Caribe y además hemos estado como Nicaragua participando en los espacios internacionales referidos a los pueblos indígenas”, señala.

En la organización participan 22 Estados miembros, 19 de ellos de América Latina y tres Estados extra-regionales; España, Bélgica y Portugal.

La FILAC fue creada a partir de la Segunda Cumbre de Jefes de Estado de Iberoamérica en 1992, en Madrid España.

Desde entonces, la organización ha trabajado en la formación de hombres y mujeres de los pueblos indígenas, la creación de la Universidad Indígena Intercultural, programas de mujeres y juventud, que fomentan el emprendimiento y la participación.

Hecho histórico

La elección de la nicaragüense marca un hecho histórico de la organización, pues es la primera vez en ser electa una mujer para dirigirla.

“Es importantísimo que en este caso haya sido una delegada de los Pueblos Indígenas, porque tenemos una rotación. O a veces es un delegado de los Gobiernos o a veces  un delegado de los pueblos indígenas, pero también es importantísimo porque por primera vez el Consejo Directivo que está formado por 12 miembros, tiene 6 mujeres y 6 hombres y de alguna manera eso refleja el trabajo que hemos venido haciendo a lo largo de los últimos años, para promover la participación de mayor cantidad de mujeres”, afirma.

Cunningham asegura que las metas durante la Presidencia será garantizar la conducción del FILAC, haciendo cumplir el plan en el que se ha priorizado la educación para la equidad, articular una agenda regional de los pueblos indígenas de la región y trabajar en la promoción del modelo económico indígena del buen vivir, así como lograr la implementación de la estrategia en los países de la región.