Con el propósito de reducir a cero las vulnerabilidades en las clínicas médicas o centros hospitalarios del país, representantes de los SILAIS de Nicaragua, participaron del Taller de Evaluadores del Índice de Seguridad Hospitalaria (ISH) frente a Desastres, que se desarrolló en el Complejo de Salud Concepción Palacios.

Eduardo Vado, responsable de la Unidad Técnica de Enlace para Desastres del Ministerio de Salud, explicó que el taller se promueve en el marco de una estrategia de hospitales seguros que impulsa el Gobierno Sandinista, para brindar mejores condiciones a los trabajadores de la salud y a los usuarios en los diferentes clínicas u hospitales.

Cada uno de los participantes van a realizar las mediciones de índices de seguridad hospitalaria en las diferentes hospitales. No es la primera vez que se realizan las evaluaciones sobre el ISH, pero con este taller cada uno de los participantes van estar realizando sus evaluaciones y de acuerdo al resultado, se tienen que realizar las mejoras respectivas para reducir los riesgos”, dijo Vado.

En cada evaluación del ISH, se revisan tres componentes; uno está relacionado al elemento funcional, otro vinculado al estructural y el último no estructural.

Dependiendo de los resultados se hacen medidas de mitigación de la salud dentro del hospital. En la parte funcional se miran los planes de emergencias, si hay que componerlos o si hay que prepararlos mejor, o se hacen medidas de mitigación”, añadió Vado.

Allan Puente, responsable de mantenimiento del hospital San Juan de Dios en Estelí, calificó de muy importante que el Ministerio de Salud, a la par que está construyendo nuevos hospitales y clínicas en diferentes departamentos del país, también este preocupada por mejorar los ISH.

Lo más importante es que las unidades de salud u hospitales sigan funcionando ante situaciones de desastres y ahí la importancia que estos tengan mejor accesibilidad y puedan enfrentar casos de emergencia. La primera evaluación que se hizo y las primeras capacitaciones que recibimos fue en el 2011, ahí quedaron conformados los grupos evaluadores y evaluamos varios hospitales, eso permitió diseñar un mapa para ver cómo estaban las unidades de salud”,, dijo Puente.

Durante los últimos años se ha evaluado a unos 45 hospitales del país, en cada uno de ellos se ha trabajado en reducir las vulnerabilidades, se han mejorado los accesos y muchos han sido rehabilitados o construidos nuevos.