El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo de la Federación Rusa, Vladímir Putin, abordaron este lunes, en una conversación telefónica, los proyectos conjuntos en materia de combustible y energía.

“Los dos líderes intercambiaron puntos de vista sobre una serie de cuestiones prácticas en la cooperación ruso-venezolana, en particular, discutieron sobre la ejecución de proyectos conjuntos de beneficio mutuo en materia de combustible y energía”, informó el Kremlin (Palacio de Gobierno ruso) en su página web.

El comunicado de la Presidencia de Rusia señaló que el Presidente Maduro informó al líder ruso acerca de los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para normalizar la situación política en el país, reseñó, por su parte, el sitio web RT (Russia Today) En Español.

Durante su última conversación telefónica en mayo, Putin y Maduro evaluaron la actual coyuntura en el mercado petrolero mundial, en el contexto de la aplicación de los acuerdos alcanzados sobre el ajuste del volumen de la producción de crudo entre los países miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y demás países exportadores.

Moscú, “muy preocupada” por la desestabilización de Venezuela

A finales de junio, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, aseguró en una rueda de prensa que Moscú “está muy preocupada” por la desestabilización de la situación en el país latinoamericano, que ―recordó― es “amigo de Rusia”, y abogó por la búsqueda de un diálogo pacífico, sin intervención en los conflictos internos.

“A veces parece que, con el pretexto de mejorar la situación en Venezuela, muchos trataran de destruir el Estado”, alertó Zajárova. La vocera de la Cancillería rusa indicó que la mejora de la vida en el país “no debe suponer la destrucción del Estado”.

Por ello, Rusia se muestra “extremadamente” sorprendida por la “línea dura” de la derecha venezolana para “frustrar los esfuerzos” de reanudación del diálogo interno, objetivo del Gobierno y de los representantes de la comunidad internacional, recalcó la funcionaria.