El científico alemán Prof. Dr. Dr. h.c. Hans Joachim Schellnhuber, uno de los más prestigiosos climatólogos del mundo, junto con su esposa la Géologa Margret Boysen, sostuvieron un encuentro amistoso con la Embajadora Karla Beteta y el Cónsul General Wilheln Ulloa en la sede diplomática nicaragüense en Berlín.

Schellnhuber, fundador y director del Instituto Potsdam para la Investigación sobre el Impacto Climático (PIK), fue uno de los primeros en reclamar soluciones sostenibles al problema climático y promover una limitación del calentamiento global. Funge además como catedrático para Física Teórica en la Universidad de Potsdam y en el Instituto Santa Fe de los Estados Unidos, miembro de la Academia Científica Nacional para Alemania; así como presidente del consejo científico para el Gobierno Federal Alemán y el Banco Mundial en asuntos globales sobre los cambios ambientales. Este pionero y experto internacional en el ámbito de Cambio Climático ha escrito y publicado numerosos libros, siendo el más reciente “Autoinmolación”, en el cual refleja la fatal relación triangular que existe entre clima, hombre y el carbono.

También es miembro de la renombrada Pontificia Academia de la Ciencia, un cargo honorífico de por vida otorgado a un número limitado de académicos elegidos por ser figuras muy relevantes, basándose en el alto valor científico de sus actividades y su perfil moral. En esa función acompañó al Papa Francisco a la presentación de la encíclica "Laudato Si” o “Alabado seas”. El documento pontifical llama a la unidad en oración por el Medio Ambiente e invita a practicar el bien común, desde la perspectiva que la ciudad y el medio ambiente son la casa común. De acuerdo a Schellnhuber la Encíclica pone dos voces potentes en el mundo, de un lado la fe y de otro la ciencia.

Para este científico, la generación joven debe comprender la idea de que no sólo pueden influenciar su propio futuro, sino el del planeta entero también y que la clave para entender el calentamiento global yace en la generación y diseminación de conocimientos profundos sobre el mismo. En ese ámbito, según él, la educación es un instrumento crucial, tanto a nivel local como global.

En un ambiente acogedor y amistoso característico del pueblo nicaragüense la representante diplomática, presentó a los honorables invitados las bellezas naturales y la riqueza de la biodiversidad de los ecosistemas en Nicaragua.

Los grandes esfuerzos y estrategias impulsadas por el gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo para enfrentar los impactos del cambio climático fueron abordados por Beteta: "Hemos incrementado nuestras alertas tempranas y estamos convencidos de que la lucha contra los efectos adversos del cambio climático, tiene que ser un esfuerzo de nación, en el que todos debemos participar en la medida de nuestras capacidades y posibilidades, a fin de que podamos estar mejor preparados y protegidos, todo en bienestar de nuestra familias y de las futuras generaciones."

Entre otras cosas, se mencionó el proyecto insignia en medio ambiente, desarrollado en cooperación con la nación hermana de Alemania de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Lago de Managua, así como el logro del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de convertir la zona en el mayor centro turístico y recreativo de la capital mediante la construcción del malecón y Puerto Salvador Allende, considerado entre los diez más bellos de América Latina.