Miles de leoneses, entre jóvenes, niños y adultos mayores, se encuentran reeditando la heroica e histórica Toma del Fortín de Acosasco a 38 años de su liberación, siendo el último remanente de la Guardia Somocista, en la primera capital de la revolución.

Ondeando la bandera rojinegra y azul-blanco de la libertad, las familias de la ciudad metrópolitana se unieron en un sólo color de prosperidad, alegría y tranquilidad.

El Alcalde de León, Roger Gurdián, indicó que este 7 de Julio marca un hito en el país al conmemorar la Toma del Fortín como último reducto de la Guardia Somocista y el Repliegue Táctico a Masaya.

En la masiva caminata de regocijo, participaron autoridades políticas del FSLN, edilicias y familias de este municipio.

 FOTOS: