Representantes de la Cámara de Urbanizadores (CADUR) dieron a conocer el informe de gestión del 2012, estableciendo que este año-que aún no concluye-se han colocado entre las familias nicaragüenses 3 mil 970 viviendas.

“El fortalecimiento del sector es debido básicamente al trabajo en conjunto que hemos venido desarrollando en todo el sector, la falta de cualquiera de las patas (actores involucrados) de la mesa, no hubiera permitido que este crecimiento se mantenga ya de manera sostenible”, indicó Alberto Atha, presidente de CADUR.

Agregó que el principal reto para el 2013 es seguir asegurando las mejores condiciones crediticias para que más familias puedan acceder a una vivienda. Una de las principales metas es lograr masificar la colocación de viviendas para reducir el déficit habitacional.

“Tenemos el reto de seguir trabajando, de seguir asegurando las mejores condiciones crediticias para las familias nicaragüense. Nos hemos planteado que el 2013 debe marcar un salto de calidad en el proceso del fortalecimiento del sector de la vivienda, ya no se trata de seguir únicamente construyendo las 4 mil casas, ahora se trata de empezar a iniciar un proceso que permita ir masificando el crecimiento del sector”, citó Atha  durante una conferencia de prensa ofrecida en un hotel capitalino.

Para lograr superar las metas planteadas, CADUR solicitó para el 2013 un nuevo encuentro con las instituciones gubernamentales, para concretizar acciones que permitan masificar la construcción de viviendas, tal y como ocurrió en el 2007 cuando se aprobó la Ley de Vivienda de Interés Social, una iniciativa promovida por el Gobierno Sandinista.

“Si queremos que a mediano plazo el déficit de vivienda en nuestro país baje, necesitamos sentarnos nuevamente con instituciones del estado, con el Gobierno de la Republica, para poder lograr ahora acciones que permitan masificar la construcción de viviendas, eso pasará obviamente con la revisión integral de la ley de vivienda”, expresó.

Atha reconoce que en los últimos año se ha avanzado en el tema vivienda, pues este 2012 de las 12 mil viviendas de interés social, 8 mil fueron construidas por las alcaldías municipales en conjunto con el Gobierno Sandinista y otras 4 mil fueron diseñadas por los socios de CADUR.

También reconoció que el sistema financiero nacional ha proporcionado mayores recursos para la adquisición de viviendas, esto a través de la figura del “crédito hipotecario” el cual mantiene un 13 por ciento del total de recursos destinado al crédito. Atha espera que los Bancos incrementen hasta en un 20 por ciento el crédito hipotecario.

“En Cadur hemos estado comprometidos desde sus inicios al mejoramiento del entorno y de mejorar las condiciones que permitan disminuir la brecha entre los proyectos, las viviendas y las familias que van adquirir esas viviendas, hemos venido trabajando en función de lograr disminuir el déficit de vivienda, pero sobre todo opciones de vivienda más baratas con mayor calidad”, dijo Atha.

Actualmente Cadur promueve unos 43 proyectos habitacionales en más de 7 departamentos del país. Este año pasaron de 36 a 43 proyectos.
Aseguró que se necesita dar mayor proyección a la ley de vivienda de interés social, para que la población conozca los beneficios que le otorga, como las exoneraciones y los subsidios a la tasa de interés.

“Nos hemos diversificado en el precio de la vivienda que estamos ofreciendo a los nicaragüenses, ahora podemos afirmar que un 40 por ciento son viviendas de menos de 30 mil dólares y el otro 40 por ciento son viviendas entre 30 y 50 mil dólares y el otro 27 por ciento es vivienda de más de 50 mil dólares, eso demuestra que el sector se ha venido fortaleciendo de forma estable, estamos atendiendo a todos los sectores de la población”, concluyó Atha.

Durante el primer periodo de gobierno presidido por el Comandante Daniel Ortega, sólo en materia habitacional se atendió la demanda de 38,347 familias, cantidad que será superada a partir del año 2012.  

En el periodo 2012-2016 se tiene contemplado la meta de 77 mil 854 viviendas, de estas 34 mil 240 construidas por el Gobierno Sandinista, 38 mil 330 por la empresa privada y 5 mil 264 por los gobiernos locales.