La doctora Ligia Aragón, epidemióloga del Silais-Managua, indicó que las autoridades de salud por orientaciones expresas del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, impulsaron la sexta jornada de lucha contra el dengue, con el fin de proteger la salud de la población.

Aragón precisó que como parte de la jornada se esta abatizando y fumigando nuevamente en los lugares donde se han reportado casos sospechosos de dengue.

La doctora aprovechó los medios de comunicación para llamar a las familias a que abran sus puertas para que los técnicos del Silais puedan hacer su trabajo y erradiquen los criaderos de mosquitos.

Según cifras oficiales, actualmente se reporta que en Managua un 35% de las viviendas no han sido abatizadas ni fumigadas debido a que muchas familias no dejan entrar a sus hogares al personal de salud, y en otros casos la vivienda se encuentra cerrada.

Aragón instó a las familias que no dejan entrar a los equipos de trabajo del Silais a su vivienda, que ellos mismos realicen las inspecciones en sus viviendas, de manera que identifiquen los criaderos y los destruyan.

Recordó que antes de que las larvas se conviertan en mosquitos, las familias tienen 8 días para destruirlas.  “Al día octavo si nosotros eliminamos  las larvas ya no vamos a tener zancudo adulto, debemos romper el siclo para que no haya mosquito adulto”, precisó Aragón.

La epidemióloga comentó que es importante mantener la casa libre de calaches que almacenan agua y se convierten en criaderos de mosquitos.

“Lo importante es estar conscientes que tenemos que tener la casa libre de calaches que  son los criaderos; hasta  una tapa de gaseosa que almacena agua limpia se convierte en un criadero potencial”, comentó.

Agregó que no solo el invierno da problemas con el dengue, “también ciertas prácticas de tener agua acumulada y que  no la protegemos y que no es útil, se convierte en un posible criadero y crea un problema”.