El Ministerio de la Familia finalizó los Congresos Departamentales de Armonía Familiar, los cuales se realizaron en todo el país, incluido Zelaya Central, Las Minas, y el Caribe Norte y Sur.

En total se llevaron a cabo 18 congresos, en los que participaron un total de 2,508 compañ[email protected]: 1535 mujeres y 973 Hombres.

Se contó con la participación de Alcaldes y Alcaldesas municipales, Secretarios Políticos y Secretarias Políticas, Responsables de Comunicación y de Capacitación, CLS Municipales, Gabinetes de la Familia, Delgadas y delegados del MINED y MIFAN, Juventud Sandinista y Promotoría Solidaria.

En cada uno de los congresos se trabajó un plan municipal, y a partir de julio los equipos municipales están repicando los congresos en Asambleas de la Armonía Familiar en cada municipio y en los distritos de Managua.

De forma paralela se evanza en encuentros con obispos, párrocos, sacerdotes, pastores y líderes religiosos y de otra naturaleza en general

En Jinotega hubo una reunión con el obispo, quien autorizó una reunión con todos sus párrocos el 25 de julio. A los párrocos se les solicitará espacios con sus consejos parroquiales, dirigentes de las pastorales familiares, juveniles y con catequistas y delegados de la palabra. Ese pidió organizar escuelas de valores con los padres del centro educativo parroquial, lo cual se garantizará con nuestros técnicos territoriales

También hubo reuniones con 80 pastores de las iglesias evangélicas, incluida una obispa de la Iglesia Luterana

Algunos pastores solicitaron capacitaciones para sus pastores en territorio lo que también se estará garantizando.

Actualmente ya se cuenta con cita con el obispo de Matagalpa, y está pendiente con el obispo de Estelí.

La semana pasada fue presentada la estrategia a los mandos de la Policía de todo el país

Asimismo, con el acompañamiento de Cancillería se sostuvo reuniones con delegados del Movimiento Mundial por la Infancia, quienes solicitan unirse a la campaña y pondrán recursos.
Para agosto habrá trabajo en las comunidades y visitas a las casas con los equipos municipales y el apoyo de líderes religiosos.