Cuarenta y cuatro personas murieron o están desaparecidas por las inundaciones registradas en el distrito de Ningxiang, provincia central china de Hunan, informaron hoy autoridades locales.

Según el centro local para la prevención de inundaciones, desde el 22 de junio caen en el distrito fuertes aguaceros, lo que provocó el peor desastre natural de la zona en 60 años.

Detalló la entidad que unas 815 mil personas, que significa el 56 por ciento de la población del distrito, sufrieron pérdidas en sus propiedades a causa de las crecidas causadas por las intensas precipitaciones.

También en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, sur del país, las inundaciones dejaron 20 fallecidos y 14 residentes desaparecidos al tiempo que unas 20 mil viviendas se derrumbaron o quedaron dañadas.