Cada vez que doña Josefa Putoy Morales, de 62 años se da cuenta, que las clínicas móviles del Ministerio de Salud, brindarán consultas en su histórico barrio Monimbó, se levanta muy temprano para aprovechar la oportunidad de ser atendida casi en la puerta de su casa.

La última vez que pasó consulta gracias a este programa fue en mayo pasado y tal y como ocurrió en esa ocasión, doña Josefa recibió su medicamento para controlar la diabetes y los cuadros de hipertensión.

En el departamento de Masaya durante los últimos días, 6 clínicas móviles totalmente acondicionadas para brindar consultas ginecológicas, odontológicas, pediatría, medicina interna y otras especialidades, están moviéndose por los diferentes municipios para atender cada una, un promedio de 300 pacientes, lo que brinda un acumulado de 1800 consultas diariamente.

salud

Entre ese número importante de atenciones, está el expediente de doña Josefa que tradicionalmente se atiende en el centro de salud del barrio Monimbó, un sitio que al igual que las clínicas móviles es inspirado en el sueño y la lucha de los hombres y mujeres que combatieron contra la dictadura somocista, derrocada el 19 de julio de 1979.

“Yo cada mes recibo la consulta en el centro de salud del barrio, pero cada vez que vienen las clínicas es una gran oportunidad porque aprovecho para pasar consulta de mis dientes”, dice doña Josefa, una de las primeras atendidas en esta Feria de la Salud que se realizan por todo el país, en el marco del 38 aniversario de la Revolución Sandinista.

Además del barrio Monimbó, en Masaya también se atendió en el barrio 19 de julio, ahí muchas personas fueron atendidas con esmero y cariño, como parte del modelo comunitario familiar que promueve el Gobierno Sandinista.

“El objetivo de nuestro gobierno es traernos la salud hasta la puerta de nuestras casas y especialmente a mi barrio que se ha visto afectado por las lluvias de los últimos días”, afirmó Luis Alexander Cabistán, otro paciente atendido.

salud

salud

salud