La escuela cuenta con 8 aulas, 1 oficina, 6 baños, juegos infantiles, biblioteca y todo lo indispensable para que los niños puedan recibir sus clases con todo la comodidad posible.

La construcción de este centro fue posible gracias a la alianza entre la Alcaldía de Managua con la ONG canadiense SchoolBox, que tenía años trabajando un centro educativo comunitario para los niños pobres de esos barrios capitalinos.

“Son 500 chavalos y chavalas que van a estar viniendo a recibir esa educación, una educación digna en un lugar digno”, señaló la vicealcaldesa de Managua, Reina Rueda

La obra tuvo una inversión total de 3 millones 736 mil 200 córdobas, de la cual una contraparte es de la Alcaldía que donó el terreno donde se localiza el nuevo local, así como también todo el trabajo de nivelación del mismo.

“Ha sido un éxito rotundo la participación de la Alcaldía, la participación del Ministerio de Educación en conjunto con SchoolBox, que es el ONG canadiense. Hemos logrado terminar esta obra que es un sueño para la comunidad”, afirmó Ronald Chavarría, director de SchoolBox en Nicaragua.

Para los pobladores del sector este nuevo centro es de gran beneficio ya que viene a dar mejores condiciones educativas a sus hijos, quienes antes tenían que recibir clases en condiciones no adecuadas.

“Esto es mucho mejor, porque antes estaban en un terreno vacío bajo los árboles. Ahora hay un cambio total”, indicó la madre de familia Johana Bello.