El presidente francés Emmanuel Macron rechaza que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quede "aislado" en el mundo y le invitó al desfile militar del día nacional de Francia para "tenderle la mano" y "devolverle al círculo" de la comunidad internacional, afirmó el vocero del gobierno galo.

"Es algo político. Emmanuel Macron desea actuar para que el presidente de los Estados Unidos no esté aislado. Toma decisiones fuertes que lamentamos como por ejemplo sobre el clima", comentó a una televisora local el portavoz del gobierno francés Christophe Castaner, muy próximo al presidente.

"Pero podemos hacer dos cosas: o le decimos que no le hablaremos más porque no ha sido amable o al contrario, continuamos a tenderle la mano para devolverle al círculo" de la comunidad internacional, añadió Castaner.

Macron "puede permitir así, tendiendo la mano, devolver al presidente de los Estados Unidos al círculo" internacional, agregó el portavoz.

Macron invitó a Donald Trump a asistir al desfile militar del 14 de julio que tendrá lugar en la Avenida de los Campos Elíseos de París en esa fecha, una invitación que sorprendió a analistas franceses, y que Trump aceptó.

"No es (Trump) al que se quiere destacar, son los Estados Unidos de América, que, hace cien años, vinieron a liberar Francia" explicó el vocero gubernamental en referencia a la participación del ejército de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial en apoyo a Francia y a sus aliados.

Un grupo de soldados de los Estados Unidos desfilará en la parada militar que se celebra cuando se cumplen cien años de la participación de los Estados Unidos en el conflicto armado y que es el motivo oficial de la invitación de Trump al principal evento del día nacional de Francia de acuerdo a la presidencia francesa.