Preguntado el ministro por los periodistas sobre la amenaza que significa el avance de la enfermedad, dijo que desde hace muchos años se ha convivido con la roya del café, pero la variabilidad climática en que se encuentra la región centroamericana ha hecho que algunas plagas existentes en el istmo, tengan situaciones propicias para desarrollarse.

El compañero Ariel Bucardo manifestó que “en el caso de la roya, el cambio climático, que llueve, que no llueve, ha incrementado la presencia de la bacteria, lo que en determinado momento le hace explotar y tenemos que enfrentarla en conjunto”.

Al hablar de enfrentar en conjunto la amenaza de expansión de la roya del cafeto, el ministro agropecuario y forestal agregó que el programa regional que impulsa OIRSA con todos los países centroamericanos, permitirá enfrentar las dificultades que tenemos con esa enfermedad de los plantíos de café.

El ministro reiteró que la roya debe ser enfrentada en conjunto por todos los gobiernos de los países centroamericanos, por los productores y por los organismos especializados en estos temas, como OIRSA.

Suspensión de lluvias preocupó a cafetaleros


Bucardo también señaló que “la suspensión de lluvias que se presentó en la última parte del invierno tenía preocupados a los productores, todo eso es parte de cambio climático, lo que a su vez estaba creando condiciones, que junto con la roya, podrían haber afectado aún más el café por problemas en la maduración, pero se ha estado recuperando alguna lluvia en las zonas cafetaleras”.

“Esperamos que se normalice la lluvia en las zonas productoras altas para que la producción de apante en granos básicos sea exitosa y para la maduración del café, que genera tanta mano de obra en nuestro país”, expresó el ministro.

El café es uno de los primeros rubros de exportación del país junto con la ganadería y el oro, además que en la temporada entre octubre a febrero genera gran cantidad de mano de obra.