Con mucha determinación las familias del populoso barrio El Paraisito, del Distrito IV de Managua, están batallando fuertemente contra las enfermedades que trasmite el zancudo Aedes aegypti, cuya fase adulta es eliminada con las permanentes campañas de fumigación.

Desde tempranas horas del miércoles, brigadistas del Ministerio de Salud visitaron las viviendas del barrio, para llevar el mensaje de prevención y realizar la fumigación en 800 hogares.

Los brigadistas recomiendan a cada familia, que tras hacerse la fumigación, deben cerrar las ventanas y puertas por 15 minutos, tiempo suficiente para que el agente químico pueda cumplir el objetivo de matar al zancudo.

También se recomienda mantener limpios los hogares, eliminar aquellas tapas o trastes que no se estén utilizando, porque estos son espacios en los cuales se pueden reproducir los zancudos.

“Es una obligación del ciudadano de limpiar su casa, su hogar, porque eso evita que se reproduzca la suciedad y los zancudos. Aquí vemos que el gobierno invierte en la salud del pueblo, pero hay familias que no permiten la fumigación y eso está mal, todos debemos permitir que pasen los fumigadores”, dijo el señor Alejandro Rojas, propietario de un pequeño taller de metalúrgica.

El ciudadano Juan José Sandoval también reconoció que los brigadistas siempre están pasando abatizando y/o fumigando los hogares cada 15 días, lo que ayuda a prevenir las enfermedades.

“Aquí con el zancudo no hay problema, en las aguas no se reproducen. Debemos ponerles mucho ojo a los ratones, a las ratas, pues siempre en tiempo de lluvias estos animalitos salen de sus escondites y debemos tener mucho cuidado”, alertó Sandoval.