La Compañera Rosario, en su comunicación cotidiana a través de los medios del Poder Ciudadano, dio a conocer esta reunión, en la que tanto el Comandante Daniel como su persona, le expresaron al sacerdote la Fé de Nicaragua hacia la Virgen María, así como también los festejos que se están realizando actualmente en ocasión de la Novena a la Purísima Concepción.

Igualmente se le explicó al alto jerarca sobre la tradición de la Gritería, este próximo 7 de diciembre, la cual se le ha pedido a la UNESCO sea declarada Patrimonio Inmaterial y Cultural de la Humanidad por ser una fiesta de solidaridad, generosidad, de convivencia y de compartir entre los hijos de María.

Rosario recordó que así como en Nicaragua el 7 de diciembre se celebra a María, el día 12 se celebra la fiesta de la Virgen de Guadalupe.

“Estuvimos al pie de la Virgen de Guadalupe, Madre de América, la Morenita del Tepeyac, agradeciendo toda la protección, todas las bendiciones, todas las victorias que hemos ido alcanzando en esta Nicaragua bendita y siempre libre”, expresó.

“¡Qué privilegio y qué honor estar allí frente a ella y pedir protección, pedir salud, pedir unidad, pedir cariño, respeto entre los nicaragüenses! Y pedir que este manto de la Virgen María continúe envolviéndonos a todos e intercediendo ante Dios Nuestro Señor, ante Jesucristo para que Nicaragua sea cada vez más Cristiana, más Socialista, más Solidaria y continuemos avanzando por esta senda de alianza y de prosperidad que han venido conduciéndolo por buen camino y esperamos con el esfuerzo de todos, con al ánimo de todos, con el aliento de todos, con la protección de Dios y la Virgen que cada año sea mejor y mejore la vida de todas las familias nicaragüenses”, subrayó Rosario.