Durante el periodo del 26 de junio al 3 de julio, la Dirección de Tránsito Nacional desarrolló los planes de seguridad vial, con el fin de disminuir los accidentes con lesionados o víctimas fatales.

El Comisionado Mayor Sadys Martínez, Segundo Jefe de Tránsito Nacional, refirió que en el periodo evaluado se aplicaron cinco mil 768 multas a infractores de la ley, se suspendieron 75 licencias a conductores que manejaban en estado de ebriedad y se cancelaron ocho licencias por homicidios imprudentes en accidentes de tránsito.

En cuanto la ejecución del Plan Retenes y Vallas, realizado los días martes, jueves y sábado, fueron trasladados 205 vehículos a los depósitos vehiculares, porque sus conductores no portaban licencia de conducir y cinco de ellos se encontraban en estado de ebriedad.

De igual manera, el jefe policial reporta 681 accidentes, en los que resultaron 12 personas fallecidas, todos del género masculino.

Además se registraron 38 personas lesionadas. Las causas más comunes de los accidentes son exceso de velocidad, estado de ebriedad, desacato de las señales de tránsito, no guardar distancia, imprudencia peatonal y falta de precaución al retroceder.

Las tardes y madrugadas son los horarios en los que más se registran accidentes de tránsito por lo que las autoridades policiales instan a los conductores y peatones a tener más cuidado al momento de transitar en las vías, tomando en cuenta que el escenario más frecuente de accidentes son las carreteras abiertas.