La Dirección General de Bomberos (DGB) realizó una inspección en el centro escolar Filemón Rivera, ubicado en el Distrito V, con el objetivo de constatar el buen estado y funcionamiento del sistema eléctrico, así como el establecimiento de las áreas de seguridad, rutas de evacuación y la conformación de las brigadas de rescate integradas por los estudiantes.

Durante la inspección se realizó un simulacro, en el cual los estudiantes pusieron en práctica los conocimientos que previamente han adquirido en ejercicios anteriores  y les permite estar mejor capacitados y listos para enfrentar un desastre natural.

“Hemos evaluado las capacidades que los jóvenes y niños han venido adquiriendo, valoramos de positivo el esfuerzo de las autoridades del colegio y los estudiantes pues con agilidad y conocimiento realizan las acciones debidas al momento de un desastre. En cuanto a las instalaciones eléctricas, estas son adecuadas con lo cual se brinda seguridad al estudiantado”, refirió el Sub Comandante Francisco Reyes, Jefe distrito V de la DGB.

Actualmente el centro educativo cuenta con una matrícula de mil 200 estudiantes en las modalidades de primaria y secundaria, quienes se han sumado a los constantes ejercicios que se realizan con el acompañamiento de la DGB.

“Nosotros contamos con tres puntos de concentración en el centro, lo cual nos permite atender de mejor manera una emergencia; así mismo, tenemos un puesto médico, brigada de seguridad, escombreo, rescate y evacuación. Siempre estamos trabajando en función de estar activos para que alcancemos una capacidad de disposición firme”, expresó el compañero Arcángel Sevilla, Director.

Los estudiantes han hecho propias las labores de emergencia, atendiendo a los más pequeños y a quienes requieran de sus conocimientos. Una vez que la alarma suena, cada uno de ellos responde al llamado, colocándose en su área de seguridad establecida o bien realizando un recorrido por las instalaciones del centro para evaluar la situación.

“Nosotros conformamos las brigadas de rescate, un trabajo que hemos perfeccionado gracias al apoyo de los bomberos, quienes nos han enseñado a vendar heridas, entablillar, trasladar heridos, así como para mantener el dominio de la situación en el caso que se nos presente un cuadro de nerviosismo entre los compañeros”, expresó Aura García.