En saludo a las fiestas patronales de la Virgen del Carmen, en el municipio del mismo nombre, se realizó la tradicional corrida de toros, donde jóvenes intrépidos montaron y sortearon a los enfurecidos animales, en un espectáculo que llenó de emoción a los asistentes.

Año con año los pobladores del municipio y comunidades cercanas se dan cita en esta actividad para compartir y  apreciar las habilidades de los valientes montadores, los que afortunadamente por esta vez resultaron ilesos.

"Me gusta mucho venir a la montada de toros porque es emocionante ver a la gente correr y esquivar a los toros, es un poco peligroso, pero la verdad es que los muchachos brindan un buen espectáculo", expresó Juan Rodríguez.

"Esta es la mejor fiesta que se realiza en el municipio, siempre traen toros de Chontales y por cierto, son muy buenos, además los montadores son profesionales que dan un espectáculo de calidad. Lo bueno es que todo transcurre en orden, no hay pleitos y todos disfrutamos", refirió César Arauz.

La música de los filarmónicos no faltó en la actividad, llenando de algarabía el ambiente, en el que todo los asistentes vivieron una tarde entretenida y de adrenalina pura.