Los encargados por el presidente Daniel Ortega de supervisar esas instalaciones deportivas inspeccionan los terrenos de juego, la iluminación, el estado de la infraestructura y otros detalles que pueden atentar contra la preparación de los peloteros y el desarrollo de los espectáculos.

La comisión de evaluación está integrada por los especialistas antillanos Ricardo Varia, Orlando Álvarez y Juan Ferrán, quienes responden a una solicitud del mandatario.

Este lunes los miembros del equipo supervisor visitaron el estadio Roberto Clemente, de Masaya, y fueron recibidos por autoridades locales y directivos de la Federación de Béisbol en la ciudad capital del departamento homónimo. La presencia de los expertos cubanos en este país guarda relación con la demanda planteada en junio por Ortega, en un encuentro con los jugadores de la selecciones de béisbol de ambas naciones, participantes en una serie de partidos amistosos en el Estadio Nacional Dennis Martínez.

Durante la reunión, realizada en la capitalina Casa de Los Pueblos, el gobernante recordó el auge alcanzado por ese deporte en la década del 80 pese a la guerra y gracias al aporte fundamental de los asesores provenientes de Cuba.

Ortega analizó entonces la posibilidad de revertir la situación crítica de los estadios de este país, carentes de condiciones óptimas para practicar el béisbol, y anunció que ello ocurriría con la ayuda de especialistas cubanos.

"Vamos a pedirle a Cuba y establecer un convenio (...) para que nos mande un grupo de expertos, que hagan un estudio de los estadios para hacer lo que serían los ajustes fundamentales en el terreno, dugouts, las luces, en lo básico", explicó.

Recordó que el país caribeño es una potencia en muchas ramas deportivas gracias al apoyo que le ha dado la Revolución, así como los esfuerzos en Nicaragua para potenciar lo máximo esta disciplina.

En la cita, el presidente de la Federación Nicaragüense de Béisbol, Nemesio Porras, agradeció el respaldo del gobierno sandinista a esa rama deportiva particularmente a las categorías infantiles y al Campeonato de Primera División Germán Pomares Ordoñez.

Necesitamos la ayuda de gente que sabe más que nosotros, de gente que está más tecnificada y en esos niveles necesitamos capacitar a nuestros entrenadores y también necesitamos por supuesto entrenadores cubanos para poder aligerar el proceso, declaró Porras.

Como parte de esa estrategia fueron convocados también técnicos mexicanos para recuperar, en particular, el Estadio Nacional Dennis Martínez que todavía presentaba algunos impactos del terremoto que destruyó Managua en 1972.